jueves, 8 de enero de 2015

Un paseo por La Comarca

Recordaba La Comarca como siempre había sido, un lugar alegre y verdoso, pero la imagen que tuve al llegar fue completamente distinta. Lo que otrora habían sido bellos campos, estaban manchados por la presencia del mal. Mi corazón sentía la presencia de la oscuridad a cada paso que daba. Bien es cierto que también notaba que ya había sido expulsado de aquellas tierras, pero su poso perduraba en las tierras de las hobbits.


Continué mi camino hacia el Oeste escuchando el testimonio de muchos hobbits. Tras la segunda versión de la historia, pude atar cabos. Era bastante curioso ver lo confundidos que estaban los medianos sobre la identidad del causante de tanto mal en sus tierras. Erróneamente, muchos atribuían esa situación a Gandalf, y no a Saruman. Tras intentar aclarar aquella terrible confusión por tercera vez, me di por vencido. 

Llegué a Oatbarton. Un sentimiento encontrado me sobrevino, pues la alegría de ver que esa aldea no había sido mancillada contrastaba con el anhelo de tiempos pasados. Todavía recordaba mi última estancia allí, cuando compartía camino con Zanger. La casualidad quiso que la feria de hierbas de los hobbits que se celebró en aquella última ocasión estuviera siendo reeditada. Miré las hierbas disponibles y compré un poco para tener de recuerdo. Al fin y al cabo, puede que la necesitase en el siguiente destino de mi viaje...