viernes, 27 de diciembre de 2013

Juego de Tronos: el juego de cartas

Una de las grandes ventajas de estas fechas festivas es que uno puede quedar con amigos a los que hace tiempo que no ve, y frikear un rato largo con ellos. La última de estas citas ineludibles me permitió jugar a Juego de Tronos: el juego de cartas. He de decir que era mi primera experiencia con el referido juego de Edge, ya que no me he aventurado a caer en sus "malvadas garras", cosa que sí hice con el juego de miniaturas de X-wing


Una de las razones por las que no me había dejado caer en este juego de cartas es que ya tuve mi ración de cartas con mi amado Star Wars CCG, aunque el juego de Edge es bien distinto al de Decipher. otra importante razón es que, he de reconocerlo, no me he acabado de leer ni el primer libro de Juego de Tronos (llamadme lo que queráis, incluso Lannister).  

jueves, 19 de diciembre de 2013

Buscando ideas en Star Wars CCG: Endor

Como bien sabéis, uno de los juegos predilectos de esta casa es Star Wars CCG, de Decipher. A lo largo de la larga vida de este blog he ido analizando más de una colección de este juego desde el punto de vista no sólo del aficionado al mismo, sino como un coleccionista empedernido. Hoy hago lo propio con Endor, aprovechando que tras muchos intentos me he hecho con una colección completa de esta extraordinaria expansión.

Tras Special Edition, Endor fue la siguiente expansión de SWCCG creada en el entorno de la antigua trilogía. Esta edición que nos ocupa en el día de hoy tiene 180 cartas, más un buen puñado (en concreto 18) de cartas llamadas "foil". Estas últimas cartas son meras repeticiones de algunas cartas de la edición, pero con un toque que entre mis amigos llamábamos "fosforito". Sin embargo, más allá de esa peculiaridad, las cartas foil servían para lo mismo en el juego. Cosa muy distinta es que, debido a su rareza, fuesen sensiblemente más caras que las normales.

Endor fue sacado únicamente en borde negro, lo cual, unido a la repentina eliminación de la licencia de Decipher, convierten a esta edición en una de las más cotizadas de la red, no sólo en cuanto a precio, sino también por su rareza. Así pues, si tenéis esta edición consideradla un gran tesoro a conservar. 

lunes, 16 de diciembre de 2013

Marvel´s Agents of SHIELD juego de rol

Hoy os presento un juego de rol que he creado basándome en la serie de Joss Whedon Marvel´s Agents of S.H.I.E.L.D. Para los que no halláis visto la serie, y previendo lo que puede ocurrir con ella por ser precisamente una serie de Joss Whedon, aquí os dejo el trailer, aunque a buen seguro ya habréis visto algún capítulo que otro en Cuatro.


El juego en sí es una versión inicial, que recibirá en esta casa el nombre de MAoS, y que está sujeta a cambios. Por el momento, incluye una buena cantidad de material y algunos aspectos que he considerado que empastan bien con la ambientación a tratar. El sistema, por supuesto, es d6. Cualquier parecido que encontréis con La Guerra de las galaxias: el juego de rol está más que justificado. Sin embargo, creo que he introducido múltiples aspectos que nos sitúan de lleno en el ambiente de la serie. 

jueves, 28 de noviembre de 2013

Estoy de vuelta

No, no me refiero a que pase de todo. Por fortuna, eso quedó atrás. Me refiero más bien a que he vuelto. Caverna de rol, este pequeño rincón entre blogs en el que he cultivado el gusto por MERP, Star Wars d6 o El Anillo único, reabre  con fuerzas renovadas.

Ha pasado mucho tiempo, tal vez demasiado, pero me ha venido bien  para coger impulso y ver las circunstancias que me llevaron a terminar agotado. Entre estas razones estaba la sensación de tener que escribir obligado. Eso, unido a mi auto exigencia, me llevó a un punto de no retorno.

En esta nueva etapa no me quiero poner obligaciones ni echarme demasiado peso en la espalda. Por el momento empezaré a escribir poco a poco, a medida que surja la inspiración y tenga ganas de ello. Una vez hecho esto, el tiempo dirá. Ya tengo un proyecto bien encauzado, y que espero que dé nueva vida a esta casa. Aquí os esperaré.

lunes, 20 de mayo de 2013

Y, de momento, hasta aquí

No me extenderé mucho en la entrada de hoy. Sabéis que llevo tiempo atravesando una temporada de poca inspiración rolera, y creo que es momento de parar. No sé si será definitivo o no, pero la caverna detiene su fragua hasta nuevo aviso. 


Necesito reposo creativo, apartarme un poco de esa auto exigencia que me está dejando sin ideas y, con suerte, volver en un tiempo. No hay, por fortuna, ningún problema personal de fondo, así que no os preocupéis demasiado. Hasta más ver.

jueves, 16 de mayo de 2013

Una aventura de Star Wars: Guerra en Deralia

Hoy en la caverna tengo el honor de publicar una aventura en la que he trabajado codo con codo con Scribble Dorak, de maldito rol. Por supuesto que os debe sonar el bueno de Scribble, y es que ya he colaborado con él en la iniciativa Rol Solo. Han sido varios meses en los que hemos fraguado conjuntamente, en la sombra, un material especialmente dirigido a jugar con los más pequeños, y que se enganchen así a ese mundo tan nuestro que es el de los juegos de rol.  


Como podréis apreciar, el material que hoy ponemos a vuestra disposición es una sencilla aventura que emula cualquier capítulo de la tristemente cancelada serie The Clone Wars. La aventura en sí, con un sistema ágil que intenta simplificar las cosas para no cargar de reglas a los más pequeños, bebe de las primeras temporadas de la serie, cuando el Conde Dooku tenía todavía como aprendiz a Assajj Ventress. 

lunes, 13 de mayo de 2013

Diseñar un juego de rol, ¿siguiente paso?

Hasta el momento, los pasos que he dado en el mundo de los juegos de rol han seguido un camino lógico. Tras ser jugador, lo normal era poner en práctica lo aprendido y dirigir aventuras. Una vez dirigidas suficientes sesiones, uno se plantea crear su propio material, como podéis ver en esta casa para los juegos de rol de referencia de la misma. 


Llega ahora un punto en que mis ansias creativas parecen empujarme a la creación de un juego de rol. No os hablo de traducciones tan fantásticas como la de la segunda edición de La Guerra de las galaxias: el juego de rol operada por star wars redux, ni por retroclones como el que todos estáis pensando. Me planteo distintas opciones y mundos posibles, sobre todo ante el éxito de juegos de autor como La Puerta de Isthar

Sin embargo, llega el momento de plantearme ¿De qué sé realmente? ¿De Star Wars? ¿De El señor de los anillos? ¿De zombies? ¿De terror? Tal vez no sepa realmente de nada esos temas, o lo suficiente como para no querer destrozar esas ambientaciones. Mi idea es ir más allá, crear de la nada, montar un mundo propio en el que nadie me pueda decir "eso no es así porque la guía X o el comic Y contradice esto, esto y lo otro...

jueves, 9 de mayo de 2013

¿Giro inesperado?

De nuevo detenido. Otra vez. El Imperio no me dejaba en paz ni en mi propio planeta, el mismo que dicen que vio nacer a un jedi que cayó en el Lado Oscuro. El Lado Oscuro... No creo en la Fuerza, sino en mi tripulación, mi nave y mi astucia para salir de los problemas que mi torpeza me regala. 

- Su nave escapó de unas instalaciones del Imperio, señor... 
- Rogders. Digamos que pude salir con el beneplácito del oficial que me interrogó. 
- Sí, la oficial Katic. Esperaba que me explicase qué hacía una desertora en su nave. La hemos capturado tratando de huir. 
- ¿Desertora? Más bien dirá que es mi pasajera. La estación estaba a punto de explotar, y me pidió ir en mi nave- repliqué tratando de salvar a Kate. 
- ¿Sabe cual es la pena por raptar a un oficial?- preguntó esta vez tratando de que me incriminase. 
- Nadie ha hablado de rapto. Apuesto a que ni siquiera ella, pero creo que no tengo que preocuparme por pena alguna.- No tiene nada, dije para mí. 


- Parece listo, Rodgers. ¿Se alistó en el Imperio? 
- ¿Quién no? Pero me gradué. Sólo buscaba una profesión. 
- ¿El contrabando es una profesión? 
- Lo es pilotar allí donde nadie te ve. No tengo cargamento alguno en mi nave. Sólo he venido a ver a mi familia. Soy de Deralia. Lo puede comprobar. 
- Le seguiré de cerca, Rodgers. 

lunes, 6 de mayo de 2013

Al Oeste

Al Oeste, siempre me gustó ir hacia allí. No sabía muy bien por qué, pero al final de ese viaje quedaría marcada a fuego en mi corazón la razón de aquel impulso. Llené mi carcaj, ajuste mis botas, afilé mis dagas una vez más, y avancé.

Atrás quedó Rivendel, donde dejé amigos que durarían una eternidad. No exagero en la expresión. Cuando abandoné la Tierra Media mucho tiempo después, allí estaban, junto a mí en el último viaje, en el último hogar que he tenido y tendré. Quién sabe si aquella amistad forjada en la Tierra Media habría florecido en las Tierras Imperecederas. Sin embargo, y por fortuna, ese pensamiento no tiene cabida.



Volviendo al principio de aquel camino al Oeste, atrás quedaron las Montañas nubladas. En sus cumbres, las águilas anidaban trayendo con su batir de alas el olor del Bosque negro. Seguramente verían en sus vuelos uno y otro lado de la montañas, La Carroca, a mi viejo conocido Beorn... La nostalgia me golpeó una vez más, pero el horizonte esperaba, así que no me demoré más. 

Llevaba varias horas de camino en ese terreno llamado espesura que cubre lo que la vista de un humano alcanza. Para mí, parte del pueblo de los que despertaron en Cuiviénen, mis ojos me llevaban más allá, a la aldea de Bree, al Brandivino, a la Comarca, pero quedaba mucho para eso, y yo sólo había iniciado la marcha.

miércoles, 1 de mayo de 2013

La fragua de la caverna: mayo

El quinto mes de este año 2013 traerá una interesante colaboración en la que se ha estado trabajando mucho tiempo, y que espero que traiga aires renovados a esta casa. No os adelanto más, pero espero que haga las delicias de los seguidores de la caverna y que tenga buena acogida. De momento, ahí dejo la incógnita, que se resolverá a mediados de mes más o menos.

En otro orden de cosas, estoy rematando una nueva aventura para El Anillo único. Bien sabéis que la página de material para el juego de Devir está poco a poco ganando peso, y que ya cuenta con dos aventuras: El nido de las arañas y La marcha de los enanos, y un par de fichas de personaje: Zanger y Bindôlin. Precisamente la ficha de este último será parte de la próxima aventura que, salvo mejor título de aquí a que la publique, se llamará La llamada del hogar.


Este mes voy a dar descanso a Star wars d6, al menos en la rama creativa. Es posible que lo que sí haga es publicar una reseña con el resultado del paso por lulu.com de Oscuridad Perpetua. A ver si encuentro tiempo y hago unas cuantas fotos y creo un texto en condiciones. Para matar el gusanillo con el juego de West End Games contáis con la página de material en el blog.

Lo que no descansará son las aventuras de Bindôlin y de Rick Rodgers. Tengo que pensar qué rumbo tomarán ambos, sobre todo en el caso del elfo que, como bien sabéis, ha retomado historias de su juventud ocurridas mucho antes de su marcha de la Tierra Media. Por su parte, el contrabandista de Deralia tendrá más de un problema a causa de su último altercado. A ver qué le depara el futuro.

Y de momento, nada más. Estoy algo espeso, como ya indiqué el mes pasado, aunque espero remontar el vuelo, y que lo veáis.   

jueves, 25 de abril de 2013

Cuesta arriba

Poco a poco se acerca el tercer aniversario de caverna de rol. Cada cierto tiempo, en esta vorágine que supone actualizar regularmente un blog, me puede el desánimo. No sé cuánto tiempo podré seguir así, llevando secciones permanentes, creando material casi mensual, y publicando entradas de opinión que, reconozcamoslo, nunca han sido mi fuerte. 


Llegado a este punto, me planteo por qué me ocurre esto con tanta frecuencia. Hace tiempo que llevo  haciendo más o menos lo mismo, y las ideas empiezan a escasear. Echando la vista atrás, han sido muchas las aventuras de Star Wars d6 que he publicado, al igual que las de MERP, que no difieren en cuanto a trasfondo de las de El Anillo único. Visto así, tal vez deba plantear horizontes nuevos, juegos para los que no haya hecho nada. Sin embargo, más allá de Aventuras en la Marca del Este, para el que se me quedó atravesada una aventura, no se me ocurre nada más que me llame la atención. 


Pasamos ahora a otro problema añadido: el tiempo. Ya se mida en rondas de combate o en asaltos, carezco de tiempo últimamente. Además, el trabajo, además de mi ya larga jornada laboral, me deja mentalmente exhausto en los últimos meses. Puede que tras ocho horas diarias delante de un ordenador lo último que me apetezca sea diseñar una nueva aventura o postear una entrada. De hecho, esta misma entrada la estoy escribiendo en el móvil. Por algo será... 

En fin, que el futuro de la caverna está un poco como digo en el título: cuesta arriba. Espero que la situación mejore, que pueda contar con una mente más despejada, y que todo vaya cuesta abajo.

lunes, 22 de abril de 2013

Ideas de aventura para Star Wars d6 (III)

Llega la tercera entrega de las ideas de aventura para Star Wars d6. Como bien sabéis, si ya habéis visto la primera y la segunda entrega, se trata de unos esbozos o anotaciones de los que tirar para sacaros de un apuro creativo a la hora de jugar al incunable de West End Games. 


Como recordaréis, las ideas de aventura son unos pequeños esbozos del esqueleto de un one shoot, o partida de una sola sesión, para, en este caso, La Guerra de las galaxias: el juego de rol. 

jueves, 18 de abril de 2013

El Imperio en Deralia

Walk aterrizó suavemente, tanto como el buen gusto que dejaba en la boca el whisky que transportábamos. He de reconocerlo, parte del pago por ese viaje iba a ir directo a mi hígado, y al de Jane, que no se despegó de su Blaster y "su" botella.

Me alegró estar de vuelta en Deralia. Hacía bastante tiempo que no me encontraba en el espacio puerto de la capital, pero a pesar de todo me sentía en casa. Allí donde veía una cara conocida me paraba un rato a charlar. Sabía exactamente dónde debía llevar la mercancía, y eso era una ventaja adicional, una etapa del trabajo ya hecha. 

Caminé junto al pequeño vehículo en el que llevábamos estibada la mercancía. Para que pasase inadvertida a ojos indiscretos la habíamos tapado con lonas y etiquetado convenientemente como herramientas de agricultura. No conocéis Deralia, pero os aseguró que no se ven muchos granjeros por allí. 

Finalmente, llegamos al lugar de la entrega: la cantina de Thain. Entré con la mercancía, cargándola junto a Jayne, y con la escolta de Wedge y Walk. Nada más entrar se giraron hacia nosotros algunos de los lugareños que echaban mano a sus blasters. La situación no fue a mayores, ya que todos nos reconocimos como hijos de Deralia. 


Me acerqué a la barra y le dije a Thain que no me diese nada de la bazofia que vendía, que era mejor que me comprase lo que llevaba. Y así lo hizo, al menos en apariencia. Segundos más tarde un par de camareros  se llevaron la mercancía a la trastienda para comprobar su calidad. Mientras tanto, Jayne y yo cerrábamos con Thain la venta.

- Son momentos duros, Rick. No creo que me pueda permitir más de dos mil créditos por caja.
- No me cuentes historias, Thain. El local está lleno, como siempre.
- Mira, Rick. Las cosas por aquí están cambiando. El Imperio está metiendo las narices en Deralia.
- Es una escusa bastante mala, Thain. No pretenderás que...
- ¡Está detenido! Dese la vuelta.

Hice lo que se me pidió, ya que no te queda otra que responder a una orden de ese estilo cuando te apuntan con un blaster. Al darme la vuelta vi que Thain no mentía. Cinco soldados de asalto estaban ante mí...

lunes, 15 de abril de 2013

Módulos de El Anillo único: La marcha de los enanos

Hoy en la caverna publico una nueva aventura para El Anillo único: aventuras al borde del Yermo. Como bien sabéis, se trata de un juego publicado en España por Devir, y que se ambienta en el mundo de Tolkien.


La nueva aventura que presento hoy se titula La marcha de los enanos, y sigue un formato y estética muy similares a la primera aventura que publiqué para el juego que nos ocupa: El nido de las arañas. Por supuesto, La marcha de los enanos pronto acompañará a esta aventura en la página de material del blog para El Anillo único

lunes, 8 de abril de 2013

Campaña de Star Wars d6: Impresión personal

Como bien sabéis, a lo largo de muchos meses he venido desarrollando y contando una Campaña de Star Wars d6 que he estado jugando con mis primos. Han sido siete sesiones de unas dos horas de juego cada una en las que he vivido momentos de todo tipo y cuya evaluación quiero compartir hoy con vosotros. 


Lo primero que me ha gustado de esta Campaña es que se trataba de la primera experiencia con los juegos de rol para mis primos. Ellos lo veían como un juego más en el que se utilizaban un montón de dados y les permitían ser un despiadado caza recompensas y una repipi senadora. Tal vez ser ajenos a esa mala fama de los juegos de rol ha sido determinante para que accedieran a jugar. O tal vez fuera que les gusta Star Wars, o que soy su primo favorito... 

La verdad es que jamás les negué que era un juego de rol, que debían interpretar a sus personajes, no ser ellos mismos necesariamente. A resultas de esas instrucciones, complementadas por la necesaria regla de "Haced lo que os haga pasarlo bien", la componente de actuación ha sido bastante importante. Posiblemente, gente de más edad no habría estado tan a gusto con ello, cohibidos con la vergüenza propia o ajena, aquello del "No tengo edad para juegos". 

jueves, 4 de abril de 2013

Rivendel

Mi llegada a Rivendel con mis hermanos de armas fue más placentera que el final de la batalla en Harad. Allí, bajo un abrasador sol, los elfos obtuvimos una gran victoria. Sólo entonces supe de la verdadera intención de mis primos de Rivendel, que no era otra que vengar la muerte de uno de los tenientes del mismo Elrond, muerto a manos de los haradrim en el solsticio de Invierno. 


Durante el camino de vuelta a Rivendel, al que me había incorporado como uno más por haber compartido arco y acero con mis parientes lejanos, se rumoreó incluso que Elrond había acudido de incógnito como parte del contingente de su pueblo. Sin embargo, creo firmemente que su última batalla fue en el Monte del destino. Cuando uno ha luchado contra el señor Oscuro, poco le place participar en batallas. 


Pocas veces me sentí más cómodo en la Tierra Media que como lo estuve en aquella primera vez en Rivendel. Añoraba, como no podía ser de otra forma, el palacio de Thranduil en el Bosque Negro. Sin embargo, las antiguas tradiciones de los elfos me llamaban poderosamente allí. Me interesé por la forja y las técnicas empleadas por los elfos del lugar. Años más tarde explicaría a Zanger, con absoluto deleite para él, mucho de lo que vi en Rivendel. 

"Demonios, elfo. Cuan ingenioso es ese pueblo hermano tuyo. Sin embargo, forjar es sólo una tarea más que se debe dominar. Convendrás conmigo que excavar la roca para crear las cavernas de tu rey es todavía más digno de elogio". 

No recuerdo exactamente cuánto tiempo estuve en Rivendel, pues el tiempo corre de modo distinto en aquellas tierras protegidas por Vilya. Lo que sí puedo afirmar es que cuando partí de allí, dejé algo de mi propio ser en esas tierras. A pesar de ello, me abrí un nuevo camino en la Tierra Media, al Oeste, sin vacilar, un viaje que marcaría mi existencia eternamente.

lunes, 1 de abril de 2013

La fragua de la caverna: abril

Cuarto mes de este año 2013. Tras marzo, mes en el que la entrada más visitada de la caverna fue la nueva aventura para Star Wars d6 Guerra en Hoth, seguimos con la actividad propia de la casa. 

Las aventuras de Bindôlin y de Rick Rodgers volverán en breve tras sus respectivas escaramuzas en Coruscant y el siempre peligroso Este de la Tierra Media. Espero que os gusten estas nuevas entregas de dos de los principales protagonistas de la caverna.


Continuamos con más tópicos de la casa. Bien sabéis que el material para el Anillo único va creándose un espacio en este blog. La siguiente prueba de ello, tras la ficha de Zanger publicada el mes pasado, es la próxima aventura a publicar en abril. Su nombre será La marcha de los enanos, y acompañará a la ya publicada aventura El nido de las arañas en la página de material para el juego de Francesco Nepitello.


Pasamos a Star Wars d6. La publicación de la aventura Guerra en Hoth, en la que se hacen algunas referencias a la segunda edición del incunable de West End Games, no podía haber llegado en mejor momento. La razón, en Star Wars D6 redux, el blog amigo de esta casa que ha traducido dicha edición. Gran trabajo que espero que combinéis con el material de la caverna para este juegazo. Eso sí, antes de que lo mandéis imprimir a lulu, esperad, ya que deben corregir un par de erratas.

No abandono Star Wars d6, pues estoy tanteando crear más material. Puede que sea un nuevo módulo, todavía no lo sé, o una nueva entrega de ideas de guión. El tiempo del que disponga en este mes decidirá qué toca esta vez. 

Y con esto acaba mi relato de lo que ya tengo pensado. Os debo entradas varias sobre mis incursiones en lulu y alguna cosa de Star Wars CCG. A ver qué sale de todo esto.

jueves, 28 de marzo de 2013

La imaginación

Uno de los componentes esenciales para los juegos de rol es la Imaginación (así, con mayúsculas). Sin ella, difícilmente podremos sumergir a nuestros jugadores, o a nuestra propia mente, en el mundo/partida que hayamos diseñado. Pero aun es más, sin la Imaginación no existiría nada de esta afición. Hoy, en la caverna, damos unos apuntes sobre este elemento primordial. 


En más de una ocasión dejamos de lado la Imaginación en los juegos de rol. Puede ser de muchas formas, pero se manifiesta ese ataque, casi diría que gratuito, a la Imaginación en cualquiera de las facetas de los juegos de rol. Ahí van unos ejemplos. 

La ayuda de mapas, fotografías, figuras y demás pueden ayudar a los jugadores a visualizar más fácilmente la situación. Este tipo de recursos, que pueden ser agradecidos por muchos, no suelen contar con mi aprobación, pues me gusta dar rienda suelta a la imaginación de cada cual. En mi opinión, al igual que con esa primera imagen de la película sobre un libro que uno idolatra, los recursos visuales o cartográficos en los juegos de rol pueden ser perjudiciales. Ya lo he contado en la campaña de Star Wars que os llevo relatando un buen tiempo, pero mi propia prima me soltó una frase brutal al enseñarle fotos de Cloud City: "Estás destruyendo mi imaginación". Amén a eso. Con niños no abuséis de imágenes. La imaginación es intensa en ellos. 


Por supuesto, usar todo tipo de ayudas deberían, pues eso, "ayudar", pero en mi experiencia rara vez he necesitado emplear tales recursos. Es más, creo que llevar al extremo el uso de mapas y cartografía acerca más el juego a un War Game que a lo que entiendo que debe ser un juego de rol. 

lunes, 25 de marzo de 2013

KOTOR en castellano

Tras mi definitivo desengaño con The Old Republic, me he vuelto a poner en acción con la primera parte de la saga, Knights Of The Old Republic. A pesar de tener el juego original, siempre ha habido un par de detalles que complicaban la jugabilidad de esta obra maestra de Bioware. 

La primera de ellas era la lentitud increíblemente desesperante que se producía en Dantooine. Como bien sabéis, ese problema tiene solución, que ya se explicó en la caverna. El segundo problema, algo menor, es el hecho de que el doblaje del juego esté en inglés. Sin embargo, los títulos y subtítulos de los diálogos (no así de los vídeos) se pueden tener en castellano incluso si se tiene la versión americana de juego, con esta sencilla solución. Para muestra, un botón.


Espero que os sea de utilidad ambas soluciones, especialmente la primera, que me provocó más de un dolor de cabeza.


jueves, 21 de marzo de 2013

Diario de campaña: Star Wars d6 (VII)

Llega el relato de la última sesión de la aventura Asalto en el espacio. Como recordaréis, la nave de los PJs precisaba ser reparada, pues el hiperimpulsor estaba roto. Los PJs, con Cornelia y Jaden a la cabeza, avanzaron hacia el hangar detectado por el androide. Sin embargo, una nueva habitación llena de cajas llamó la atención del grupo. A pesar de unas pisadas que escucharon, el grupo buscó en la nueva sala detenidamente. Tras ellos, un rodiano disparó. Rápidamente los tiros se sucedieron. Si no hubiera sido por los blasters pesados de repetición de Jaden y Cornelia, el encuentro habría sido letal. Sin embargo, en poco tiempo el altercado se había resuelto. 


Tras hacerse con un nuevo bláster, el grupo marchó a la bahía de embarque en busca de un hiperimpulsor. La habilidad de Kyle permitió a los PJs encontrar la pieza, que tras la puesta en práctica de las habilidades R2-F5, fue instalada con éxito. El grupo seguía con problemas, pues el rayo tractor seguía en marcha. 

Tras enviar al droide trandoshano al reactor de control, los PJs se sentaron a esperar. Desgraciadamente, los trandoshanos no son tontos, y el cadáver del rodiano, que no había sido ocultado por el grupo, les había puesto en alerta. Así pues, el grupo fue en bloque hacia el lugar de la terminal del rayo tractor. 

lunes, 18 de marzo de 2013

Zanger para El Anillo Único


En la actualidad estoy trabajando en una nueva aventura para El Anillo único: Aventuras al borde de El Yermo. Será la segunda, tras El nido de las arañas, a la que podéis acceder en la página de la caverna para material del juego de Francesco Nepitello


Dejando de lado la aventura, y al igual que hice con Bindôlin, hoy os traigo un personaje para incorporar, si lo estimáis oportuno, a vuestras aventuras para este juego. El susodicho complemento es Zanger, uno de los compañeros de mi amado alter ego en sus ya famosas aventuras.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Módulos de Star Wars d6: Guerra en Hoth

Hoy publico en la caverna una nueva aventura para La Guerra de las galaxias: el juego de rol. Por supuesto, en breve estará disponible en la página de material del blog para Star Wars d6


La aventura en sí se desarrolla en la base rebelde de Hoth, antes de la invasión del Imperio. Se trata de poder rolear una de las, en mi opinión, mejores partes de la trilogía original. Como de costumbre, la aventura está diseñada para la primera edición del juego de West End Games, aunque se puede emplear con otras ediciones, sobre todo considerando que abunda la presencia de vehículos para los que las habilidades estándar de la primera edición no empastan muy bien. 

viernes, 8 de marzo de 2013

Batidores

El grupo de elfos avanzaba con premura hacia el Este. Un contingente de aquel tamaño formado por cualquier otro tipo de seres habría provocado una polvareda sin precedentes en aquel vasto desierto. Sin embargo, nosotros éramos y somos elfos. Nuestro paso es liviano en cualquier superficie, y tan sólo nuestro olor, arrastrado por el viento y captado por una criatura de increíble olfato, habría delatado nuestra presencia. Ni siquiera la claridad del terreno que atravesábamos, en el que cualquier mancha en la lejanía destacaba, era obstáculo para nosotros, pues nuestro atuendo era de color arena.


Tomé la iniciativa del grupo, avanzando mi posición hasta la vanguardia del mismo. Jamás he rehuido la batalla ni el peligro, y aquella no iba ser ni mucho menos la primera vez. Junto a mí, a lomos de caballos que parecían quejarse de la sequedad del terreno, estaban Funder y Kabez, dos elfos noldo lanceros con los que rápidamente entablé amistad. Nunca me sentí a disgusto con mis hermanos de Rivendel, pero bien es cierto que los elfos silvanos y los sinda más de una vez han sido reticentes a establecer lazos de amistad con nuestros parientes de la casa de Elrond.

Tras unas horas junto a Funder y Kabez, apreciamos unos vastos emplazamientos en la lejanía. Sin duda, aquella visión merecía un estudio más exhaustivo. No pasaron ni diez segundos antes de que se ordenase una batida para inspeccionar con exactitud qué peligro real suponía aquel enclave. Rápidamente se formó un grupo de elfos a pie, a los que me uní voluntariamente.


No llevábamos más de trescientos pasos cuando todos nos percatamos qué era aquel lugar. Sin duda alguna, los hombres de Harad estaban allí, perfectamente preparados para repeler cualquier ataque, de un grupo que no tuviera el valor de mis hermanos... Los mumakil campaban a sus anchas en la inmediaciones del lugar. Jamás me sentí tan pequeño como viendo aquel día a aquellas enormes bestias. Hicimos una señal a nuestro grupo, y sabíamos que la guerra había llegado... 

lunes, 4 de marzo de 2013

Vuelta a las andadas

Seguía desconcertado, pero las piezas encajaban definitivamente. Era el momento para que las cartas, de una vez, estuvieran encima de la mesa para todos. Galta me había explicado todo: el modo en que su hermana y ella habían ideado un plan para hacerle pasar por muerta, razón por la que el Imperio había dejado de perseguir a aquella abogada que cada vez tenía más simpatías de la Alianza. Me parecía un plan astuto, aunque me sentía traicionado por no haber sabido todo desde el principio.

Todavía sorprendido por el rumbo de los acontecimientos, observaba Coruscant desde la guarida de Galta y Kate, un almacén cercano a la plataforma en la que la Valley había aterrizado. Sentí la llegada de Galta a aquella habitación con el gran ventanal que permitía un vistazo al congestionado tráfico del centro del Imperio. 


Cogí la botella de whisky que había en una mesa de la habitación y me serví una copa. El aroma de aquel licor evidenciaba su procedencia: Corellia. Galta se acercó a mí y no pudo sino esbozar una sonrisa. 

- Te has adelantado a lo que te iba a decir- me dijo con gesto alegre. 
- ¿Y qué era?- le pregunté echando un largo trago. 
- Que probases la mercancía de contrabando que quiero que lleves hasta Deralia. 

Aquella frase, cargada de significado para mí, suponía dejar a un lado el desconcierto de las últimas semanas. Volver a casa, volar con contrabando como carga, sentir la libertad de la Valley en el espacio, seguir volando...

- Me parece bien. El whisky, digo. Lo del viaje tengo que pensármelo- me marché de la habitación dejando a Galta con la palabra en la boca. En el fondo, ambos sabíamos qué iba a aceptar, pero no iba a dejar que fuera tan fácil. En mi cabeza ya rondaba una idea "Seguir volando..."

viernes, 1 de marzo de 2013

La fragua de la caverna: marzo

Llega el mes de marzo, con cierta actividad ya programada en la caverna. Para empezar, os puedo adelantar que una nueva aventura para La Guerra de las galaxias: el juego de rol llegará a esta humilde casa en este mes que empieza. En esta ocasión el escenario será nada más y nada menos que Hoth, y aprovechando las ideas que os desgranaba en la revisión que hice de la edición de SWCCG, ha quedado una aventura más que aparente. Espero que os guste cuando llegue.


Por supuesto, y como bien sabéis, esta aventura pasará a estar disponible en la página de material de Star Wars d6 de la caverna. Junto a esta página ya disponéis de otra con material para El Anillo único. Mientras que avanzo en la creación de un nuevo módulo para el juego de Francesco Nepitello para el próximo mes, trataré de sacar alguna ficha de PNJ como la que ya hice con Bindôlin.


No abandono a mi alter ego, pues seguiré relatando sus aventuras y desventuras, al igual que con las de Rick Rodgers, cuyo camino no será menos fácil en ese mundo que mezcla Star Wars y Firefly de una forma que personalmente a mí me agrada y mucho.

Y ya cierro los avances para este mes. Sigo en la recámara con un proyecto compartido muy especial, para el que debo sacar algo más de tiempo del que dispongo ahora mismo. Que pueda salir a luz en marzo dependerá de lo que pueda arañar al reloj. Por supuesto, espero poder añadir algo más a última hora, pero no me pidáis más, que ando saturado con el trabajo...

lunes, 25 de febrero de 2013

Rotar al máster

En más de una ocasión os he contado mis pinitos como director de juego de MERP y, más recientemente, de Star Wars d6. Rara vez me he visto en un papel que no sea el de director de juego, hasta el punto de resultarme extraño no estar en una mesa de rol tras la pantalla correspondiente. 


Casi puedo contar con los dedos de las manos las veces en las que he podido interpretar a mi propio PJ. Ante esta situación, en la que casi ni cato un PJ, se me antoja imprescindible que el grupo de juego rote el director de vez en cuando. Es una cuestión de higiene rolero-mental que sin duda beneficia por distintos motivos tanto a la mesa de juego como al director de turno: 

No hay una sola forma de dirigir. Como bien sabéis, "cada maestrillo tiene su librillo". Su forma de dirigir, de encauzar a los jugadores por uno u otro lado, dando más peso a una vertiente u otra del juego de rol,  diferencia de modo irremediable a unos directores de juego de otros. Así, los PJs se convierten en personajes multidisciplinares, que se adaptarán en su desarrollo y serán más ricos. 

miércoles, 20 de febrero de 2013

Coruscant, por fin.

Salimos del hiperespacio en la órbita de Corsucant. El concurrido tráfico atmosférico es algo impresionante la primera vez que uno lo ve. El resto de veces es más un fastidio para el piloto que otra cosa. Walk no tardó en quejarse de los cruces de naves, cazas, lanzaderas y demás. 

- A mí no me mires. Es lo que habéis querido - le recriminé cuando comenzó a lamentarse. 

Eran mis primeras palabras desde que aceptase que mi nave, ¡mi nave! se dirigía sin remedio a Coruscant. Había pensado sobre todo aquello. Si confiaba en mi tripulación no había nada de que preocuparse. Si no confiaba en ellos, de nada serviría preocuparse tampoco... Conozco las rutinas de entrada a Coruscant. El centro del Imperio lo es por algo. Controles de todo tipo, inspecciones realizadas por lanzaderas imperiales y esperas incomprensibles. Sin embargo, en aquella ocasión nada de eso estaba ocurriendo.


Kate, una vez recuperada de su pérdida de consciencia, llegó con Lans. Las oí cuchichear entre ellas, como si ocultasen algo (otra vez). Miré a la órbita del planeta, el mismo del que había escapado más de una vez perseguido por cazas imperiales. Eso me había costado más de una falsificación de bastidor y de papeles de propiedad de la nave. En cómputo, lo comido por lo servido. Casi todas las ganancias del contrabando en Coruscant se iban en tapar el contrabando en Coruscant... Mal negocio, sin duda, pero en aquella ocasión no debía temer represalia alguna por mercancías ilegales.

jueves, 14 de febrero de 2013

Rumbo a la guerra

El grupo de elfos pronto me acogió. Las razones de mi presencia en las tierras cercanas a Umbar, aunque extraña para ellos y oculta deliberadamente por mí, no era ni mucho menos de su incumbencia. Al menos eso es lo que me dijo Eäredhel tras dirigirme unas sentidas palabras sobre la muerte de mi hermano.

Mi rumbo, una vez más, cambiaba. Aquel grupo viajaba hacia las entrañas de Harad. Y allí me dispondría yo a ir. La guerra llamaba, en una batalla que se desarrollaría sin pena ni gloria, pues pocos han reparado en ella y casi nadie plasmó nuestros logros en la tinta de los pergaminos. Lo mucho o poco que se conserva de aquel enfrentamiento son estas pocas palabras, estos escasos detalles que he conseguido extraer de mi cansada memoria. Hoy no os contaré el resultado de la lucha, sino el camino por las duras tierras que recorríamos.


El grupo avanzó con presteza, al menos toda la que permitía el duro clima al sur de Mordor. La presencia de esa negra tierra, amenazante a nuestra izquierda, angustiaba nuestros corazones. Sin embargo, los primeros nacidos estamos hechos de una pasta diferente a la de los hombres. El temor quedó largo tiempo atrás olvidado, como si la maldad en la Tierra Media no pudiera ser mayor que la vivida en la Nirnaeth Arnoediad, y nada ni nadie debería detener nuestros pasos.


De repente, en la lejanía comenzamos a vislumbrar una gran tropa. Allí estaban, recorriendo el desierto bajo un sol de justicia más hombres haradrim de los que había visto en mi vida. Su oscurecida tez les protegía de los violentos rayos de sol. Y allí, a lomos de esas terribles bestias de guerra llamadas Mûmakil, avanzaban hacia el interior de Harad.

- El enemigo se refuerza, pero nosotros no seremos pocos- dijo Eäredhel.

Miré a mi espalda, y donde antes no había sino arena, cientos de elfos en blancos caballos custodiaban nuestra retaguardia. Tiempo después supe como habían llegado hasta allí tantos hijos de Rivendel, pero esa es otra historia.   

lunes, 11 de febrero de 2013

Opinión ampliada sobre The Old Republic: Revan siempre presente

Tiempo atrás os hablaba, y mucho, sobre The Old Republic. La tercera entrega de la saga Knights Of The Old Republic ocupó muchos de mis pensamientos lúdicos, analizando pros y contras, pidiendo opiniones, estudiando la posibilidad de tirarme a la piscina con el juego a pesar de un MMO. Hoy, finalmente, doy carpetazo a este juego. Si queréis saber porqué, no tenéis más que seguir leyendo. 


Mi andadura en The Old Republic comenzó de manera intensiva. Con casi 20 días de vacaciones de Navidad, ni que decir tiene que me lancé de lleno a jugar. Horas y horas dedicadas a explorar mundos variopintos, con cada vez más misiones que derivaban en misiones secundarias que llevaban a misiones terciarias... En fin, que os podéis hacer a la idea. Mi opinión de hoy no se basa en unas pocas horas de juego precisamente. Ni si quiera en un primer acercamiento prematuro. Muy al contrario, en este espacio de tiempo he iniciado tres veces el juego, con distintos tipos de personaje, y con un objetivo firme: divertirme. Sin embargo, este objetivo no ha sido cumplido como debería. He aquí mis quejas: 

Me he encontrado más de una y dos veces el juego inaccesible. El mantenimiento de servidores es una cosa, pero cuando uno tiene un bono de X días y el tiempo corre en su contra se pregunta si no le están robando por esas horas y horas que no puede jugar. 


Cuando los servidores están operativos, el juego puede no estarlo. Me pregunto si hace falta un ancho de banda de 5 TB, o un ordenador con la mejor tarjeta gráfica del mercado para poder jugar. El juego, como ocurría con su primera entrega, va a saltos más de lo que debiera (acaso nada) y uno no sabe a qué está atacando, qué está atacando o a dónde demonios se está dirigiendo. 

jueves, 7 de febrero de 2013

Módulos de El Anillo único: El nido de las arañas

Llega el que para mí es un día importante en la caverna. Hoy, queridos amigos de esta santa casa, publico la primera aventura para El Anillo único: aventuras al borde del Yermo. Un juego de rol como éste, con un sistema tan trabajado y una ambientación tan rica requería de un buen trabajo y un buen número de horas de revisión. Tras ellas, tenéis como resultado una aventura de 38 páginas que espero que os agrade.


Antes de entrar en detalles sobre la aventura, he de decir lo que es obvio y salta a la vista. La maquetación, así como las ilustraciones empleadas en la misma provienen de fuentes como la propia página de Devir o la página El anillo único el juego de rol. Por supuesto, nada de esto se podría haber hecho sin esa cantidad de material que tan buen aspecto da a la aventura. Al menos, yo sin ello no habría podido hacerlo.

lunes, 4 de febrero de 2013

Diario de campaña: Star Wars d6 (VI)

Con el wookiee recuperado, la escapatoria debía ser más fácil. En la celda entraron tres trandoshanos. Uno de ellos traía la comida para la bestia. Comida, en realidad, es un término más que generoso. Mientras, los otros dos estaban armados. 

Había que actuar rápido y sin vacilación. El caso es que Wrohsyr golpeó con fiereza al trandoshano que traía la comida. Tuvo suerte, y el pirata cayó herido. Los otros dispararon rápidamente hacia el wookiee, aunque sin mucha fortuna. Además, tanto Kyle como Cornelia empezaron a disparar también con los blásters de bolsillo que habían ocultado. 

Los tiros se sucedieron. Por fortuna, nadie del grupo resultó herido, pero tampoco terminaban de rematar la faena. Tras otra tanda de disparos más, uno de los trandoshanos armados estaba herido, y el otro no tardó en correr idéntica suerte. 

El revuelo reinaba en la celda. El grupo no reparó en ello, pero tuvieron suerte de que no llegaran más trandoshanos. El trandoshano desarmado fue eliminado por el wookiee, mientras que Jaden tuvo la mayor ocurrencia que se haya visto en una aventura de Star Wars d6: "¿Y si cojo al Ewok y se lo lanzo contra la cara a uno de los trandoshanos?". 

Yub jamás pensó ser usado como un proyectil viviente...
La ocurrencia tuvo el beneplácito de este Director de Juego, y de la suerte, pues los dados acompañaron hasta el punto de herir al trandoshano por segunda y definitiva vez. Por su parte, el Ewok quedó herido. 

viernes, 1 de febrero de 2013

La fragua de la caverna: febrero

Comienza el segundo mes del año. ¡Cómo corre el tiempo! Parece que hace dos días estábamos celebrando las Navidades, y ya ha pasado un mes en el que ha habido bastante actividad en la caverna. 

Los proyectos y entradas programados para febrero pasan por lo habitual: Rick Rodgers llegará a Coruscant, donde le aguarda más de una sorpresa que descubrir. Espero que vosotros también queráis saber de ellas. 


Por su parte, una nueva entrega de las aventuras de Bindôlin nos llevará a explorar las peligrosas tierras de los alrededores de Umbar. Seguro que recordáis su última trifulca con los orcos, y la ficha de su personaje para El Anillo único. 

miércoles, 30 de enero de 2013

Oscuridad Perpetua: La Campaña en formato lulu.com

Hace un tiempo planteaba en la página de Google+ de la caverna la posibilidad de colgar La Campaña de Oscuridad Perpetua en formato lulu. Hoy, queridos amigos, tenéis en vuestras manos la oportunidad de haceros con dicho material en formato físico. 


En primer lugar, me gustaría comentaros el modo en que ha sido colgada la campaña en lulu. El formato que tenéis disponible tiene tamaño DIN A4, con la portada a color, el interior en blanco y negro, y encuadernado de tapa blanda pegada. La licencia empleada ha sido Reconocimiento-No Comercial- Compartir igual. 

Es especialmente relevante la parte de No Comercial, pues como bien sabéis todas las aventuras de este blog son gratuitas, así quiero que sigan siendo. El precio que veréis en lulu (5,70 + gastos de envío) corresponde únicamente a los honorarios de lulu. En ningún momento existe un margen de ganancia o beneficio para mí.

viernes, 25 de enero de 2013

Bindôlin para El Anillo único

Como bien sabéis, estoy trabajando en una aventura para El Anillo único: Aventuras al borde de El Yermo. El caso es que ya tengo el cuerpo de la aventura listo, y estoy en plena revisión. Mi idea es publicarla a principio del mes de febrero. 

Dejando de lado la aventura, puedo decir que al haber estado leyendo en profundidad el juego de Francesco Nepittello, dos pensamientos han venido fuertemente a mi cabeza. El primero de ellos es que estamos ante un enorme juego. He de decir que la primera lectura rápida que le dí en su momento no me convenció en absoluto. Sin embargo, creo que estamos ante un juego sensacional, mucho más completo que mi amado MERP y con una mecánica no tan compleja como uno podría suponer en un principio.

martes, 22 de enero de 2013

La muerte de los PJs

En los grupos de juego que he dirigido o jugado, en rara ocasión los PJs llegaron a morir. Existía una especie de código no escrito en el que el Director de Juego (normalmente yo) no iba a poner en peligro real de muerte a los PJs. Por supuesto, es un tema del que nunca se llegó a hablar en voz alta en la mesa de juego, pero era algo que se sabía, que se respiraba (aparte del olor a pizza, coca cola o cerveza). Hoy, rompiendo esa regla autoimpuesta, me gustaría arrojar unas ideas sobre la muerte de los PJs. 


En primer lugar cabe plantearse en qué situación se va a producir la muerte de los PJs (este se supone un paso previo a ella, porque si no es así, vamos listos). Los PJs se suponen héroes, en mayor o menor medida, pero héroes al fin y al cabo. De alguna u otra forma deben superar las dificultades que se plantean, pues se trata de personajes que de uno u otro modo son capaces de hacer frente a las adversidades. Creo que convendremos que carece de lógica matar a las primeras de cambio a los PJs, entre otras cosas porque puede cundir el desánimo de los jugadores y quedarte sin grupo de juego en menos que canta un gallo. A todos nos gusta jugar, y a nadie le gusta perder.

viernes, 18 de enero de 2013

Recurriendo a la tablet por primera vez

Como bien sabéis, soy un gran defensor del lápiz y el papel. Por mucho que las nuevas tecnologías estén cada vez más presentes en nuestras vidas, termino decantándome por esta arcaica forma de dirigir partidas de rol. Puede ser el encanto de esas partidas de cuando empecé con esto, los recuerdos de los buenos momentos que pasé jugando a MERP, o simplemente que en mi casa jugamos así. Sin embargo, hoy os cuento mi primera experiencia con tablet. 

Por supuesto, para poder llegar a este momento el primer paso es haber adquirido una tablet. Esto tuvo una grata solución en Navidades, ya que mi chica me regaló una Samsung Galaxy Tab 2. Sí, no merezco tal regalo, pero es lo que hay. La sesión que hoy os relato se daba en un contexto navideño, reunido con la familia, y con mis primos como jugadores. Efectivamente, es una de esas sesiones de la campaña que os llevo contando desde hace tanto tiempo. 


El caso es que acudí a casa de mis tíos con lo que llamo "survival kit", que no deja de ser una mochila con el manual de Star Wars d6, lápices de IKEA, dados, fichas de personajes y la aventura que esté jugando con mis primos en ese momento. Fue en este último elemento en el que erré. Tras varias partidas sin aventura escrita, decidí que tocaba sacar partido a las aventuras de la caverna, así que comenzamos unos días antes la campaña formada por Asalto en el espacio y Anoat. Mi fallo vino cuando, sin haber terminado la primera de las aventuras, descubrí que lo que tenía en la mochila era la segunda...

lunes, 14 de enero de 2013

Rumbo a Coruscant

Entrar en Coruscant siempre ha sido difícil, pero todavía lo es más si acabas de escapar de un control imperial y tienes como rehén a un oficial del Imperio. El viaje que os cuento hoy no supondría ni mucho menos una excepción a esta regla de oro. 


Acudí una vez más a la zona de carga de la nave. Allí, en esa habitación vacía, algo extraño considerando que solía estar cargada con todo tipo de material que necesitaba "una importación/exportación rápida", estaba Kate. Necesitaba un momento a solas con ella, para aclarar aquello de una vez. 

- Explícame todo, Kate- le dije con desdén.
- Rick, espera a llegar a Coruscant. Todo encajará ahí.

martes, 8 de enero de 2013

Sangre de orco

Corrí hacia los orcos. El éxito de mis plegarias a los valar para que mi caballo no huyese fruto del miedo se vería más tarde. Sin embargo, lo que más me importaba ahora era tratar de salvar la vida a los lugareños asediados por las inmundas bestias de Mordor. 

- ¡Socorro!- escuché gritar a un hombre que estaba tendido en el suelo. Las carcajadas del orco que lo acechaba murieron ahogadas en una flecha que le atravesó la garganta. Sin embargo, yo no había armado mi arco todavía. Desconcertado, miré a un lado y a otro. 

Fue un momento después cuando me percaté de quién había atacado. Se trataba de elfos. No eran elfos de mi pueblo, sino gentes de Elrond, sin duda alguna. Allí, lejos de Rivendel, en la oscuridad de aquel día, su presencia fue como un rayo de luz que traía esperanza a aquellas gentes.


- ¡Ayuda!- gritó una mujer que trataba huir de unos orcos con su hijo en brazos. Aquella no era una buena idea, pues los orcos corren llevados por el frenesí de la batalla hasta el confín del mundo. Por fortuna para aquella mujer mi espada fue más rápida y certera que las cimitarras de los orcos que estaban más cerca de ella. 

viernes, 4 de enero de 2013

Diario de campaña: Star Wars d6 (V)

Prosigo el relato de la campaña de Star Wars d6 con mis primos. Seguro que recordaréis que estábamos en el laboratorio tras haber provocado la muerte de los científicos que íbamos a rescatar. Pues bien, el grupo siguió investigando las instalaciones, sin encontrar nada más de provecho ni de peligro en ellas. Subieron a la nave, haciendo un balance nada bueno de lo hecho allí. Si bien el grupo había sido aumentado con un nuevo miembro, la misión principal había fracasado, ya que ningún científico fue rescatado. Al menos, los restos de Dianoga serían un buen elemento para que el rapapolvo fuese menor. 

La nave despegó sin mayores inconvenientes y, tras realizar los cálculos de astrogación, inició el viaje a Mon Calamari. No os aburriré con el detalle del viaje, pues poco en verdad hay que contar de él. Una vez en destino y a bordo del Home One, que orbitaba el planeta, el grupo entregó la muestra de Dianoga y recibió su premio, bastante mermado por el pobre resultado de la misión. 


Minutos después estaban preparados una vez más para la acción. Así, el grupo recibió un nuevo encargo. Su misión: viajar a Anoat para estudiar la viabilidad de una base rebelde en ese planeta. Tras unos rápidos preparativos, el grupo declinó una nave que les ofrecía la Alianza, optando así por la nave de Jaden. El viaje estelar a Anoat no se hizo esperar, aunque el resultado no fue el mejor, pues la nave salió al hiperespacio en mitad de un campo de asteroides. Kyle tomó los mandos y, tras varias acciones arriesgadas, debió preocuparse por algo más peligroso: una nave pirata. 

martes, 1 de enero de 2013

La Fragua de la caverna:enero

Feliz año a todos. Arranca 2013 con fuerzas renovadas en la caverna. Este mes incluirá las habituales entradas con las andanzas de Bindôlin y de Rick Rodgers. Así, podréis conocer qué les deparará a ambos el destino. Sigo trabajando en ambos casos en un material muy especial que espero tener listo a lo largo de los primeros meses de este recién empezado año

Como bien sabéis, Star Wars ocupa un lugar importante en esta casa. Si todo sale bien, llegará pronto a la caverna un material muy  de la nueva licencia del universo Disney. No se trata de material para Star Wars d6, avísados estáis, pero deseo que lo acojais con agrado. Tiempo al tiempo.