viernes, 6 de febrero de 2015

Astucia

Fett y yo llegamos a la torre central con bastante facilidad. Sin embargo, la situación se complicó al llegar al control del bloque D de la prisión. Había un enorme trasiego de soldados de asalto yendo de un lado para otro, escoltando a más de un prisionero, e incluso diría que había un wookiee entre ellos. Nos abrimos pasos entre tanta afluencia y llegamos a nuestro destino. 


El oficial al mando nos observó con desconfianza y revisó su registro de incidencias. Tras una pausa que me heló la sangre, preguntó por nuestros números y encargo. Dudamos un instante, lo cual desató las sospechas del imperial.

- Reparaciones. Venimos a reparar las compuertas estropeadas. Nos envían desde el bloque A - afirmó Fett ante mi mirada de tensión. Por una vez el casco de soldado de asalto había supuesto una ventaja.

-No he sido informado, aunque es cierto que las compuertas llevan estropeadas demasiado tiempo - Razonó el oficial.- Proceded. Se trata de las compuertas de la D23 y la D34.

Todo iba sobre ruedas. Pregunté a Fett cómo había sabido de las reparaciones, y su respuesta hizo justicia a su fama: "Digamos que soy el responsable de que las instalaciones no estén a la orden del día". Fue un momento confuso, pues en aquel instante llegué a sentir admiración por el mandaloriano. Sin embargo, los acontecimientos se precipitaron de modo contrario a nuestros intereses.

- ¡Vosotros! ¡¿Me podéis explicar que hace aquí otra escuadra de reparación?! 

Lo siguiente fue algo confuso, pues sólo recuerdo disparar contra el oficial de la prisión y recibir un fuerte golpe en la cabeza. 

Cuando desperté, todo se aclaró, aunque no para bien. Fue el propio Fett quien me explicó lo que había pasado, mientras me interrogaba...

- Sucio rebelde. Amenazarme de ese modo para ayudarte a desmantelar estas instalaciones... Menos mal que te he podido reducir cuando menos lo esperabas.- Apenas pude ver nada más, pues recibí un nuevo golpe, pero habría jurado que junto a Fett había al menos media docena de soldados de asalto más.