jueves, 19 de febrero de 2015

Compras compulsivas: sobre la colina y bajo la montaña para El señor de los anillos LCG

Hace unas cuantas semanas presumía de regalo de mi mujer con una entrada sobre el juego de cartas de El señor de los anillos. Hoy os muestro la primera de las expansiones que he comprado para este juego: "Sobre la colina y bajo la montaña".

Los lectores más avezados se habrán percatado de que se trata de una expansión basada en la primera parte de El Hobbit. Efectivamente, "Sobre la colina y bajo la montaña" abarca desde el comienzo de la partida del señor Bolsón hasta su huida a lomos de las águilas. Para aquellos que hayáis leído el libro, esto nos sitúa en "De la sartén al fuego", uno de mis capítulos favoritos. Existe una segunda expansión basada en el Hobbit de la que también daré cuenta en el blog.


En esta "entrega" encontramos 165 cartas para dar vida a las aventuras de Bilbo y compañía. Sin embargo, sigue siendo necesario tener a mano la caja básica del juego, pues la expansión que nos ocupa no trae contadores de recursos ni fichas de avance o heridas. También nos harán falta cartas de la caja básica para configurar un mazo adecuado. Se puede optar por crear mazos que sean respetuosos con la cronología de El Hobbit, lo cual es lo más recomendable, o crear mazos con libertad. La expansión, que incluye un libro de reglas específico, también nos orienta sobre qué mazos crear. Sin embargo, se trata de mazos que mezclan cartas de distintas esferas de influencia, lo cual dificulta el juego. Por ello, conviene revisar las cartas de la caja básica y de la expansión y crear un mazo de una esfera de influencia por jugador. A fin de cuentas, crear mazos y estudiar estrategias es una de las partes más interesantes de este tipo de juegos.


Vayamos con novedades. Como supondréis, esta expansión trae una carta de Bilbo, que a los efectos del juego es un héroe que pasa cada turno a ser controlado por el jugador inicial, pero que no computa a efectos del límite de tres héroes por jugador. Otra peculiaridad de Bilbo es que tiene un icono de recursos especial que nos ayudará con algunos impedimentos de la expansión, como los incómodos sacos de los trolls. Los sacos impiden a los personajes ser preparados, unirse a misiones, etc... Ni qué decir tiene lo complejo que hace esto el juego, pero un grupo avezado de jugadores con unos buenos mazos podrán dar cuenta de los trolls.


La caja de la expansión es, como todo el juego, una maravilla estética. Sin embargo, y esto es lo que peor veo, no permite guardar las cartas de modo adecuado una vez que las metes en fundas. Por fortuna, la caja básica es suficientemente grande como para guardar las cartas propias del básico y esta expansión. Incluso, bien organizada, da para la siguiente expansión basada en El Hobbit. 

Sobre la colina y bajo la montaña nos propone tres mazos de encuentro bien diferenciados. En primer lugar, tenemos el mazo de los trolls, del que ya os he hablado de pasada. Enfrentarse a Guille, Berto y Tom es duro, pero se sobrevive. Los trolls son incómodos, pero si los jugadores concentran bien sus ataques pueden acabar con ellos. Si la suerte está (muy) de nuestro lado puede que incluso no haga falta tanta parafernalia. Además, en función de cómo se haya desarrollado todo, podremos obtener a Dardo, Glamdring y Orcrist, que facilitarán sobremanera el resto de la aventura.


Tras este mazo de encuentros llega el de los trasgos. Es un mazo agresivo, en el que los jugadores deberán vérselas con una ingente cantidad de estas inmundas criaturas, y en el que entra en acción un nuevo escenario de juego: los acertijos de Gollum. ¡Qué parte tan bien desarrollada! Me parece brillante cómo se ha llevado al juego esta icónica escena. Esencialmente, el jugador inicial levanta la primera carta de su mazo (pueden ser más en función de otras cartas y/o el acertijo de que se trate) y debe acertar el tipo de carta, su esfera de influencia, etc... Si no acierta, Gollum ataca a Bilbo, cuya supervivencia es esencial para el éxito de los jugadores. Si se obtiene cierto número de éxitos en los acertijos, Bilbo (y los jugadores) saldrán airosos. Como os digo, una parte muy bien desarrollada.


Llegamos al último mazo de encuentros, en el que trasgos y wargos (lo escribo así como en el libro en castellano) se enfrentan a los jugadores. Más leña al fuego con este mazo de encuentros, y más peligro para los jugadores. Sin embargo, como os indicaba, tener las armas del botín de los trolls ayuda de manera exponencial a acabar con estas bestias. Yo hice una partida de prueba (una de las ventajas de que el juego sea válido para un jugador) en la que tuve la suerte de contar con estas armas, y la vida me sonrió. En total, me llevó no menos de dos horas superar la aventura completa.

En resumen, "Sobre la colina y bajo la montaña" me ha satisfecho por la forma en que ha sido capaz de trasladar el libro al juego, lo cual no era un aspecto sencillo. Personalmente, hubiese preferido una caja algo más funcional (por aquello de guardar las cartas en ella) pero creo que es poca crítica para la calidad general del producto. Mi problema vendrá con futuras expansiones (que espero comprar), pero todo se andará.