jueves, 14 de enero de 2016

Assassins Creed Syndicate: Season pass

Ya sabéis lo poco o nada que me gustan los pases de temporada. Hasta el momento no había más que caído una vez en él cuando compré el de AC Black Flag. Sin embargo, heme aquí, que me he regalado el season pass de Assassins Creed Syndicate. Lo primero es lo primero. Me parece algo caro (29,99 €) para lo que ofrece. Yo lo compré porque he tenido algunos ingresos extra en diciembre y he podido permitírmelo, pero pensad bien lo que hacéis. 



El season pass nos ofrece un potenciador de experiencia permanente. Su utilidad es discutible. Cuando jugué la historia principal me sobró mucho tiempo con nivel 10 como para necesitar un plus de experiencia. Si os gusta lo rápido, no está mal, pero no es algo que resulte muy útil en mi opinión, salvo que esteis al principio del juego. 

Otro elemento adicional es una nueva misión llamada una larga noche. Que no os deje engañar el nombre, pues de larga no tiene nada. Aún así, hay un objetivo secundario de por medio. Sí queréis una sincronización del 100% os tocará poner algo de entusiasmo. 

Más contenido adicional. Hay un traje para Jacob. No es que me vuelva loco tener trajes y trajes, más allá del puro afán de coleccionismo, pero éste es curioso. Eso sí, ocupa 1 GB, lo cual me parece una pasada cuando te pones a descargarlo. 

Y llegamos al contenido esencial del season pass: Jack el destripador. Es una historia interesante que empieza con una gran cinemática y que nos deja con la duda de saber dónde está Jacob y si sigue vivo. Está ampliación nos sitúa en 1888 a la captura de Jack el destripador. Evie regresa a un Londres en el que los Rooks se han rebelado apoyando a Jack. Habrá que recuperar el control de Londres y acabar con él.  El mapa es más reducido que el del juego principal, pero tiene nuevos elementos. Por ejemplo, se puede causar terror en los rivales mediante combos salvajes muy del estilo de Sombras de Mordor. 

También cambian las armas y se amplían las habilidades, más enfocadas a esta nueva ambientación. Por el resto de aspectos, poca novedad. Tenemos cofres, fallos de hélix e ilustraciones. 


La historia se desarrolla rápidamente y el modo en que recuperamos Londres es cerrar clubes de lucha, secuestrar jefes de banda y atacar cuarteles. Como veis, no se han roto la cabeza, aunque tampoco se esperaba. Recuperan un elemento desaparecido hace un par de entregas: el uso de prostitutas para distraer a los enemigos. Ya las teníamos con Ezio y Edward (suena muy añejo). 

A medida que avanzamos en la historia, obtenemos nuevos aliados con misiones secundarias. Nuevamente, el paralelismo con el juego principal es evidente, pero añade algo más de contenido al DLC para tratar de justifiar lo que vale. 

Lo más interesante en sí es la propia trama. Para los que en más de una ocasión nos da por mirar curiosidades en Wikipedia en los tiempos libres que nos da el trabajo, el de Jack es una historia que da mucho juego hoy en día. En cuanto a cómo se ha trasladado esto a AC Syndicate y la historia del DLC, sólo diré que no la destriparé (lo sé, es un chiste malísimo) pero me ha gustado. 

Si me preguntáis si merece la pena, vuelvo al principio de la entrada. Creo que le sobran 10€ de precio, pero la historia es más que aceptable. Como cierro con esta entrada mi valoración de Assassins Creed Syndicate,  puedo deciros que este juego ha escalado alto en la saga. En mi opinión, visto todo el contenido sólo le sitúo por detrás de Black Flag.