jueves, 28 de enero de 2016

Te odio, Peter Jackson (III)

Y llegó el cierre de esta serie de entregas sobre el trabajo de Peter Jackson con El Hobbit. La batalla de los cinco ejércitos en versión extendida dura la friolera de dos horas y media, pero no me dilataré tanto. Comenzamos, avisando de que habrá spoilers (aunque a estas alturas ya no deberían serlo).

La película comienza con el ataque de Smaug sobre la ciudad del lago. Bardo comienza a lanzar flechas sin éxito y su hijo (al que odio profundamente) le lleva la flecha negra, con la que mata a Smaug. Hasta ahí todo bien, si no fuera porque esto se produce en lo alto de una torre medio derruida y en llamas, y con el hijo usado como soporte de la flecha.


Es un comienzo con un acontecimiento importante, tal vez demasiado como para que no hubiese sido El cierre de La Desolación de Smaug. Es cierto que en el libro Smaug muere muy pronto, pero creo realmente que ubicar la escena en esta película tiene menos sentido que en la segunda. Además, la forma tan absolutamente demasiado peliculera queda fuera de lugar.

La película sigue con los refugiados, y con una nueva dosis de ese idilio amoroso entre Tauriel y Kili. Me ahorraré insultos e improperios al respecto, pero me parece una historia tan absurda como en su origen. A lo largo de las algo más de dos horas y media de película (Bravo, Peter, te has ahorrado trabajo a última hora) nos siguen torpedeando con esta edulcorada historia. Si a eso le añadimos que por medio está Legolas, apaga y vámonos. Todavía quedan algunos coletazos que me ahorro para el final de la entrada.

El mal del dragón comienza a cobrar protagonismo en la película. Me parece que está bastante bien llevado, y que refleja a las claras la paronoia de Thorin. Es importante construir bien esa obsesión para que Bilbo sea entendido por el espectador cuando entrega la piedra del arca a los elfos y los humanos. Por una vez, creo que Peter Jackson acierta al mostrarnos esto.

La cosa desvaría un poco con la excursión de Legolas y Tauriel a Gundabag. Te quedas como "¿qué demonios...?" y sirve para meter con calzador la otra historia absurda que nos regala Peter Jackson: la madre de Legolas. Ahora resulta que el elfo tiene un trauma infantil (¿hasta cuándo no es adulto un elfo?) 


Bueno, pero esto es la batalla de los cinco ejércitos. Queremos palos, queremos sangre. Vamos a ello, ¿no? Pues no. Es mejor retomar qué pasa con Gandalf. Resulta que Sauron lo había atrapado (sí, esto es antes de que Bilbo entregue la piedra del arca, pero conviene meterlo por aquí), Pues bien, Galadriel, Elrond y Saruman "acaban" con Sauron. Está bien meter la escena para explicar el origen del dichoso ojo de Sauron, pero encaja rematadamente mal con la trilogía de ESDLA, porque nadie se espera lo de Sauron....

Ahora sí. Palos y más palos. Elfos y hombres ante Erebor, y llega Dain, y Thorin se queda dentro la montaña.... Llegan los orcos a través de túneles excavados por gusanos (¿?) y mientras tanto Thorin se queda dentro de la montaña... Mueren enanos, hombres y elfos, y Thorin se queda dentro de la montaña... La cosa termina cuando el mal del dragón se disipa (tal vez un poco tarde para el ritmo de la película).

Sale Thorin y va a por Azog. No va a por Bolgo, porque para eso metemos a Legolas. Para eso y para matar con todo tipo de contorsiones y escaladas tipo Matrix. Nadie se pregunta por qué Legolas no le comenta a Frodo nada sobre su tío Bilbo en la trilogía de ESDLA, porque no pega que el elfo esté ahí...


Y venga, vamos con Thorin. Muere, sí, pero lo hace tras una escena demasiado larga contra Azog. Yo llegué a plantearme si lo iban a dejar vivo cuando fui al cine. Total, ya podían haber cambiado eso. Pero no, lo mata Azog, que también muere. La escena cambia un poco respecto al libro, pero se respeta también la muerte de Fili y Kili. La muerte de éste da pie a la peor escena de la película. Ese diálogo entre Thranduil y Tauriel sobre el amor verdadero. Vomitivo, la verdad... Y lo es porque no pega nada, porque al rey de los elfos debería sudársela nivel maestro ese rollito amoroso, y porque ¡Tauriel no aparece en los ##### libros!

Disculpad el grito. Ya acabo. Hay escenas de la versión extendida que mejoran con mucho la versión normal. Por ejemplo, se ve a Beorn transformado en oso y reapartiendo leña. Gracias. Era algo que eché en falta en el cine. Mi mujer ni vio a Beorn aparecer. Por suerte, se ha mejorado eso, aunque sea a costa de esperar a la versión extendida.  

Y nada más. La vuelta a Bolsón Cerrado es graciosa y enlaza con ESDLA de una forma bastante acertada y curiosa, queriendo cerrar un círculo imperfecto por la inconsistencia de las dos trilogías como una única obra, pero al menos lo ha intentado...Mejor eso que aquel último diálogo entre Legolas y su padre para que vaya a buscar a Aragorn. Muy cogido con pinzas.


PD: Le he metido mucha cera a Peter Jackson. Ha tenido muchos fallos y se los he criticado todos. Pero en el fondo de mi corazón  le agradezco que nos haya regalado estas tres películas. El Hobbit es, posiblemente, mi libro favorito, y aunque ha sido maltratado en gran parte, también he de reconocer el brillo en mis ojos cuando vi algunas de las escenas de las tres películas. Gracias, Peter Jackson. Te odio, pero no tanto como he dicho.

6 comentarios:

Finwë Nóleme dijo...

Muy de acuerdo con todo lo que dices. Os animo a echar un vistazo a las muchas ediciones alternativas para quitaros el mal sabor de boca: elhobbiteditado.blogspot.com.es. un saludo!

Finwë Nóleme dijo...

Muy de acuerdo con todo lo que dices. Os animo a echar un vistazo a las muchas ediciones alternativas para quitaros el mal sabor de boca: elhobbiteditado.blogspot.com.es. un saludo!

Sr. Forfy dijo...

Creo que Jackson se precipitó y que la avaricia cegó a propios y extraños planteando esta trilogía que no debería haber sido tal (si una película te parece poco... haz dos. Pero no, tiene que ser una trilogía...).

Al final el problema más grande es la retrocontinuidad. Si me apuras, permito licencias de inventarte historias y personajes pero no tiene sentido que aparezca Legolas por lo mismo que tú comentas: ¿por qué no le comenta nada a Frodo en ESDLA?

Espera, que todavía Jackson se puede volver un GeorgeLucasWanabee y que tengamos versiones re-extendidas y editadas de ESDLA ahora con un 50% más de rollito Frodo-Legolas.

Grandes análisis, amigo.

Bindôlin Filadut dijo...

Grande es tu comentario, Sr. Forfy. Me imagino una versión georgelucasizada con más animación por ordenador y con Legolas diciéndole a Frodo que Bilbo era un gran guerrero cuando lo conoció.

Todo sin empastar bien, pero con tres o cuatro cosas de las que poder hacer muñecos y merchandising.

Un abrazo.

Sr. Forfy dijo...

Por cierto, lamento decirte que has perdido la oportunidad de ceñirte a la más rabiosa (remarquemos "rabiosa") actualidad y re-titular tu especial como: "No te lo perdonaré jamás, Peter Jackson, jamás!".

Bindôlin Filadut dijo...

No me lo perdonaré jamás!