jueves, 27 de octubre de 2016

PES 2017, sin licencias pero con fútbol

Sí, amigos de la caverna. También de fútbol puede vivir el friki. Hoy, con algo de retraso sobre lo que pensaba, hablo de PES 2017, mi adquisición deportiva de los videojuegos de este año. Estuve dando vueltas a qué comprar,  y cada temporada me debato entre FIFA,  PES y NBA2K. En esta ocasión me he decantado por PES, no porque NBA2K no siga siendo de mi agrado, sino porque llevaba un par de años ya sin un juego de fútbol que jugar,  y eso es mucho. Mi último juego de fútbol fue el infame PES 2015, y no sabía muy bien qué hacer. 


Decantarme por PES no ha sido fácil. Muy al contrario, la decisión me ha llevado más tiempo del habitual receso de cinco minutos que me empuja a hacer compras compulsivas. Como os habrá pasado a más de uno, la elección PES-FIFA es una compleja decisión. 

FIFA tiene innumerables puntos a favor. En primer lugar, las licencias siempre son completas. Nunca hay que plantearse si el Real Madrid será MD White, o si tal liga u otra estará incluida. Ese problema, digno de estudio en PES, lo tiene solventado EA a base de pasta. PES no se gasta un duro en licencias de equipos o ligas, o casi ni un duro. Eso pesa, y mucho, y casi termina por hacer que me decantase por FIFA, pero hay otros factores a considerar.

Si eres aficionado del Barça, la intro de PES te maravillará con el himno cantado en el Camp Nou. Yo, que soy madridista a más no poder, lo tolero de manera cívica y pacífica dando rápido a la X, pero me gustaría algo así con el himno del Madrid, o el "¿Cómo no te voy a querer?". 


Pero incluso siendo seguidor del Barça, seguro que te agradaría enfrentarte a un Madrid con su equipación oficial. Pues bien, KONAMI sabe lo que pasa con el tema licencias y permite editar los equipos, ligas, equipaciones y demás. No se tarda en navegar por Internet y encontrar parches de entregados aficionados que se han currado ligas, equipos, jugadores... Solventado esto, sólo queda el tema imperdonable de los estadios. Jugar en el Bernabéu es todo para un madridista, y eso es algo que PES no tiene.

Flipa con la equipación del MD White
Los comentarios de FIFA son, admitámoslo, mejores que en PES. Esto es una marca de la casa y nunca se puede reprochar nada. El primer FIFA al que jugué ya incorporaba buenos comentarios. Os hablo del lejano 1999. Un año más tarde llegaba ISS, preludio del actual PES. En él, los comentarios eran malos a rabiar. Como curiosidad, uno de los comentaristas era Roberto Martínez, ex entrenador de Wigan y Everton, y actual seleccionador de Bélgica. Por supuesto, los malos comentarios eran apoyados por la ausencia de licencias de los jugadores. Roberto Corlos, Zedane... Aquello era brutal, pero al rato se te olvidaba. Por suerte, eso sí que enmendaron.

PES2017 no es mucho mejor que ISS en cuanto a comentarios. Julio Maldonado y Carlos Martínez harán interesante una retransmisión real, pero en el juego quedan mal de narices. Un ejemplo es "Goles son amores, ¿no? Pues le van a estar dando el amor todo el partido". Épico, sin dudas, e incomprensible. Mi mujer se gira hacia de vez en cuando y me dice "Los gráficos están bien, pero esos comentarios..." Más razón que una santa tiene.

Hay otros fallos, sin duda, como comentarios sin sentido. Por ejemplo,  te adelantas en el marcador y los comentaristas corren a decir que vuelven las tablas al marcador. Otra cuestión digna de revisar es cuando dicen lo contrario de lo que ha pasado. Por ejemplo, determinado equipo acaba de atacar y la defensa ha evitado el ataque. En tal caso, Carlos Martínez suelta "menuda de la que se ha librado, XXX". Pues bien, XXX es el atacante, y no el defensor.

Llegamos a un tema en el que PES gana por goleada (nivelazo de comentario): las licencias UEFA. Algo que me escamaba siempre de FIFA es la ausencia de licencias de la Champions, Europa League o Supercopa. Juegas una competición, pero no es la Champions. PES tiene esas licencias, y el toque de una noche europea no es lo mismo sin el himno de la Champions. Es ese factor, y no tanto las decenas de ligas que tiene FIFA y que no vamos a jugar, lo que me ha hecho decantarme en gran medida por PES. Sólo una pega, y es que el Bayern no sale en Champions (ni en todo el juego). Los parches de aficionados nos ayudan a solventar este fallo de calado.


Y voy cerrando la entrada. La jugabilidad de FIFA siempre me pareció mejorable. Llegaba un punto que el nivel de acierto de los equipos en el mayor nivel era del 100%. 5 tiros, 5 goles. Raro era el partido en el que no te marcaba cualquier mindundi que corría como un gamo siendo más lento que el caballo del malo. Esas cuestiones me desesperaban ya por FIFA99. Pues bien, no es que diga que PES es la perfección, porque todos los juegos tienen una zona desde la que marcar o desde la que no encajar gol, pero el fútbol que permite jugar me resulta más atractivo. Cierto es que a veces el otro equipo parece Brasil del 70, pero hay partidos y partidos. Esa aletoriedad, incluso en estado físico de los jugadores, aporta un realismo que se vio en juegos de fútbol allá por ISS por primera vez.  

En definitiva, amigos de la caverna, PES2017 es mi elección de este año por la diversión que me aporta, la licencia Champions y, por qué no decirlo, porque mi condición de fan de KONAMI me hace ver los muchos fallos de PES con ojos comprensivos.