miércoles, 25 de enero de 2012

Diario de campaña II: Star Wars d6

Prosigo hoy con el relato de la campaña de Star Wars d6 iniciada con mis primos. El detalle de los personajes y el inicio de la trama ya os lo expliqué, así que no repararé en ello. Entramos en la acción. Seguro que recordáis que estábamos escapando de Bespin cuando interrumpimos la anterior sesión, así que la retomamos acabando con el soldado de asalto que impedía el acceso a nuestra nave. Tras ello, tuvimos la suerte de que nadie más estaba ahí para impedirnos llegar al Zafiro Negro.

Nada más subir a la nave, Kyle comenzó los cálculos de astrogación para un nuevo viaje. En esta ocasión, el destino era una base rebelde en Yavin, tal y como sugirió/ordenó la senadora (que para esta sesión sólo se llamaba Leia). Así pues, la nave inició el viaje rauda y veloz.
 

Los cálculos, como ya es costumbre, salieron mal. De nuevo, retraso en el viaje y algunos sistemas dañados. "No será nada grave" dijo Kyle. "¡¡Eso sí que lo es!!" Le contradijo Jaden "¡¡Esa es la nave de Tyrosy!!". Aunque es digno de un capítulo aparte, digamos que Jaden es la recompensa que Tyrosy llevaba tratando de cazar hacía varios ciclos solares...


Las hostilidades no tardaron en producirse. Tras varias maniobras a cargo de Jaden, un impacto importante en el casco del Zafiro Negro, y un acertado disparo contra el casco de la nave de Tyrosy, Kyle hizo de las suyas con el único cañón láser que la nave tenía sano. Leia, por su parte, estuvo toda la batalla espacial tratando de arreglar la otra torre con R2-M5, pero sin éxito alguno...

La nave rival estalló en mil pedazos, y nuestros aventureros se percataron de que el Zafiro Negro tenía dañado el sistema de soporte vital. Tras correr a por los trajes de vacío, y no sin más de un susto, lograron proseguir el viaje hasta Yavin. Había sido duro, pero ahí estaban.

La llegada a Yavin supuso un punto de inflexión en la vida de estos rebeldes. En la base, oculta tras la destrucción de la Estrella de la Muerte, pudieron descansar, reparar la nave, y recibir 5 puntos de habilidad por todo lo hecho hasta el momento.

La estancia en Yavin trajo a los rebeldes, además de la mejora de sus habilidades, una excelente implementación en su nave, cuyo multiplicador de hiperimpulsor se vio considerablemente reducido. Ahora no tendrían tantas prisas para los cálculos de astrogación.


El arreglo de la nave trajo consigo la primera misión para los rebeldes: una llamada de socorro de un laboratorio situado en Dantooine, antigua base rebelde.

Nuestros héroes se pusieron en marcha y llegaron, esta vez sin incidentes reseñables, a Dantooine. Su llegada fue bastante tensa, ya que el laboratorio, cuyas coordenadas eran lo único claro en el mensaje (aparte de los disparos láser de fondo), estaba desierto.

La cautela imperaba, y Kyle trató de agazaparse al escuchar disparos. Lo mismo intentó Jaden, pero fue descubierto. De nuevo la ensalada de tiros, con caza recompensas de aliño principal, estaba servida. Nuestros héroes luchaban contra un mercenario, un forajido y un contrabandista.

No os aburriré con los detalles, pero digamos que la genial idea de Leia de colarse por los conductos de ventilación quedó en nada por el corto alcance de su bláster de bolsillo. Si bien pilló desprevenidos a los pnjs, la única pericia con el bláster fue la demostrada por Jaden.

Una vez acabada la batalla llegó un aspecto tan lucrativo como eficiente: el registro de los caídos. A Jaden ya le había parecido reconocer al forajido, pero sus sospechas se confirmaron al verle de cerca. Se trataba, ni más ni menos, de una recompensa que llevaba tiempo buscando. "Tendré que cortarle la cabeza" dijo con tono jocoso para luego justificarse "Tendré que demostrar que lo he matado, ¿no?" ante la atónita mirada de Kyle.

Eso, y los detalles del reparto de la recompensa, quedaron para la próxima sesión que espero jugar y contaros...

3 comentarios:

Estel dijo...

Fantástico!! Casi me dan ganas de unirme a la partida :)

Las veces que he dirigido e iniciad oal rol a primitos/sobrinos siempre ha resultado una experiencia inolvidable :)

Esto anima a cualquiera!!!!

Bindôlin dijo...

Muchas gracias por comentar, Estel.

Lo he pasado bárbaro con mis primos. Están siendo de las mejores sisiones de rol que he vivido.

Espero seguir con ellas y contártelas. Sería un placer compartir mesa de juego contigo.

Un abrazo

Estel dijo...

Pues sí, estaría genial coincidir en mesa. :)

La pena es que si me hubieras pillado cuando vivía en Móstoles o incluso en Toledo, sería más fácil. Pero ahora que ando por las tierras catalanas como no sea en unas jornadas o en plan finde rolero...

Tú disfruta de tus primos e impregnate de todo lo que puedas con ellos, pues la imaginación y energía de sus edades no tienen rival :) hehehe

Es que hablando del tema, me acuerdo mucho de los míos y cuando les inicié en el mundo del rol. Me emociono y todo, porque ahora les tengo lejillos y da penilla no estar cerca. :)

Los momentos que pasamos fueron maravillosos y guardo un grato recuerdo. Me parece que iré buscando entre lso hijos de lso vecinos y amigos una nueva oleada de canteranos roleros... hehehe

Bueno, no me enrollaré más...

Abrazos con sonido de dados ...d10 o d6, por supuesto!! :) hehehe