lunes, 9 de abril de 2012

Diario de campaña: Star Wars d6 (III)

Sigo con el relato de la Campaña de Star Wars d6 que estoy haciendo con mis primos. Tras la llegada al laboratorio desde el que se pedía socorro a la Rebelión, y el enfrentamiento con el trío formado por el cazarecompensas, el forajido y el merc, nuestros héroes decidieron adentrarse más en las instalaciones.

El asunto de la recompensa a cobrar por el forajido quedaría, nuevamente, para más adelante, aspecto cimentado en las cada vez mejores relaciones del grupo. En este ambiente de camaradería creciente, la princesa reveló que su verdadero nombre era Cornelia, dato desconocido incluso para Kyle.

Fue Cornelia quien se aventuró a abrir la puerta de la siguiente sala. Tuvo suerte de percatarse de la presencia de una mina tras la puerta, aunque sus habilidades de desactivación no fueron demasiado afortunadas. Tras la explosión, de la que salió sólo aturdida, el grupo avanzó por un estrecho pasillo, hasta llegar a dos salas. Jaden tomó la habitación de la derecha, percatándose de una rejilla de ventilación recientemente abierta. Por su parte, ni Kyle ni Cornelia encontraron nada relevante en la otra habitación.

Jaden subió por los conductos de ventilación mientras que Cornelia y Kyle avanzaron por el pasillo. El camino del piloto atrevido y la joven senadora se interrumpió al llegar a una puerta inexpugnable, al menos en apariencia. Jaden, por su parte, fue a parar a la parte superior de una enorme sala de desperdicios, la misma cuya puerta no podían abrir sus dos compañeros, aunque esto era algo que ninguno de los tres sabían.


A todo esto, os preguntaréis qué estaba haciendo R2-F5. El androide astromecánico estaba deambulando sin rumbo fijo, siguiendo de vez en cuando a Kyle y Cornelia. Su protagonismo en esta sesión fue más bien escaso, ya que su programación no está desarrollada del todo. Tal vez más adelante, cuando nuestros aventureros avancen en sus escaramuzas, la situación cambie un poco.


Volviendo al hilo principal de la acción, Jaden accedió por unas escaleras a un puesto de mando de la sala de desperdicios. Allí se topó con alguien que, tras disparar sin éxito, preguntó quién era. Al no recibir respuesta, el sujeto volvió a disparar. La paciencia de Jaden se agotó, y un rápido disparo acabó con la vida del tipo, que estaba ataviado como un científico. Jaden recapacitó un instante, percatándose de que muy posiblemente el científico a socorrer era el que yacía inerte en el suelo.

Kyle y Cornelia fueron pacientes y esperaron tratando de abrir la puerta que interrumpía su paso. Finalmente, ésta se abrió, al haber accionado Jaden el botón correcto del panel de mando de la sala de desperdicios. La pareja entró a inspeccionar el lugar, pero no encontró nada relevante, salvo los tentáculos de un Dianoga que arrastró a Cornelia. Los tiros se sucedieron, permitiendo escapar a la joven, y haciendo escapar a la criatura al fondo de las turbias aguas. En el enfrentamiento se había dejado unos cuantos tentáculos.

El grupo se reunió en la sala de control, donde recibieron una comunicación de Mon Mothma. La dirigente rebelde se percató de la muerte del científico. Ahí entró la pericia de Jaden, que se inventó una historia llena de imaginación para echarle la culpa al Dianoga. Fruto de ello, Mon Mothma solicitó a los rebeldes restos de la criatura en cuestión. Mientras que Kyle y Cornelia estaban buscando los restos, tocaba interesarse por R2-F5. El androide estaba en perfectas condiciones, y esperando en la entrada del laboratorio.


El grupo, ya con la muestra del Dianoga, se preparaba para marchar cuando escuchó un gruñido. Esto fue después de que Jaden cayese desde el conducto de ventilación, que cedió ante su peso. El gruñido venía detrás de unas cajas, que los rebeldes retiraron. No repararon en ello, pero todavía no habían encontrado instalaciones científicas de un laboratorio al uso. Tal vez lo descubran en la siguiente sesión, pues ésta tocó a su fin...

2 comentarios:

Haco dijo...

Muy bueno y lleno de t´pocios para jóvenes neófitos en este mundillo y así incrementar sus ganas para ver la antigua saga de Star Wars está genial además así se entra en clímax entre investigación y investigación del "laboratorio".
Genial lo del científico muerto!!
Venga un placer contar con estas entradas!!

Bindôlin Filadut dijo...

Gracias por comentar, Haco.

El germén de la aventura está extraída del Libro básico de Star Wars d6, que ofrece algunas ideas para desarrollar partidas.

En cuanto a los tópicos, les sorprendió bastante, ya que su principal referente es la serie The Clone Wars. Aun así, a mí me encatan esos topicazos, jeje.

Un abrazo.