viernes, 3 de agosto de 2012

La duración de las sesiones

Me gustaría comentar hoy un aspecto importante de las sesiones de juego: su duración. No os estoy hablando de la decisión entre Campaña de Larga duración o utilización de one-shoots, sino de cuánto debe durar cada uno de nuestros encuentros con nuestra mesa de juego, con independencia de si la aventura es individual, o forma parte de un conjunto largo de ellas con una historia común. 

La duración de la sesión es un elemento primordial. Más de una vez, la diversión o el hastío pueden ponerse de manifiesto por la duración de nuestra sesión. Por ejemplo, una sesión corta, de unas dos o tres horas, puede traer a nuestros jugadores un regusto agradable, una sensación de "querer más rol" o de estar dispuestos a seguir jugando la partida mediante improvisación. Por el contrario, una sesión larga puede provocar cansancio en los jugadores, o simplemente una falta de atención que merme el ritmo de la mesa. 


En mi grupo de juego de MERP, lo normal era jugar a partidas de tipo one shoot que terminaban irremediablemente a las dos o tres horas. En la mayoría de las ocasiones se trataba de partidas que sólo se eternizaban debido a que el sistema de batalla de MERP tiene esas cosas... En más de una ocasión, me habría gustado ampliar el tiempo de partida con otros aspectos, pero los gustos de mis jugadores (tan amantes del matar por matar) y mi atontamiento después de dirigir durante varias horas, aconsejaban lo contrario. 

Sin embargo, creo justo ampliar la diversión, que es lo que nos mueve, si la situación lo requiere y el ambiente de la mesa lo pide. ¿Y cómo podemos ayudar a fomentar el buen ambiente y olvidarnos del hastío? Creo que gran parte de esa responsabilidad recae en el director de juego. Si bien es imposible tener todas las variantes y posibilidades en la cabeza, sí que es conveniente apuntar un par de ideas para continuar la aventura en caso de que la mesa lo requiera. Un simple esbozo, como los de las ideas de guión como las que tenéis en la caverna, bastará para ello. 


Pero ojo, como os decía, no siempre lo recomendable es proseguir la aventura. Tal vez compense más cerrar la historia antes de lo previsto, o simplemente dar por concluida la batalla con un giro de guión o una pequeña frase que termine el entuerto. En mi opinión, esto es casi más difícil que ampliar la aventura. Puedes fiarte de tu talento natural para improvisar, pero tal vez convenga establecer unos puntos clave en la aventura para cerrarla de modo apresurado. Igual que antes, unas ideas básicas pueden ayudar, pero tal vez lo mejor sea utilizar el sentido común. Puede que no sea lo más ortodoxo, pero tal vez sea recomendable preguntar a tus jugadores, o convenir con ellos que algo pase de determinada forma: "Bueno, digamos que lo habéis logrado". 

Es algo sobre lo que reflexionar, ya que podéis destruir el buen ambiente de una partida por querer alargar en demasía. Digamos, por concluir, que no hubiese estado de más que alguien le hubiese dicho a J.R.R. Tolkien que la vuelta a la Comarca sobraba, o a Peter Jackson que habría compensado menos Arwen y más (algo de) Tom Bombadil. Creo que con eso, se resume bien esta entrada.

4 comentarios:

Mr. P dijo...

...
... De verdad crees que la trama de Tom Bombadil no habría tirado a la basura el ritmo de la comunidad del anillo...? xD Si casi consiguió que cerrara el libro... xD

Bindôlin Filadut dijo...

Gracias por comentar, Mr. P

De ritmo yo creo que le había ido más o menos igual. Personalmente, la película se me hace un poco lenta hasta el Concilio del Anillo. Al fin y al cabo, mucha gente lo ha catalogado como "una película de gente andando", opinión que se queda muy en lo superficial, creo yo.

Además, yo creo que cierta fidelidad al libro habría hecho un verdadero homenaje a Tolkien. Obviamente, no pido un nivel de detalle sobre Tom Bombadil como el del libro, pero sí alguna escena no muy larga.

Un saludo.

Raguan dijo...

¿Resumir el arco de Tom Bombadil? Que tal...

"Oh que anillo mas bonito, déjamelo ver *zas* Aha, aha, esta pasable, toma toma, no lo quiero. Ahora largaos de mi bosque alimañas de pies peludos"

Bindôlin Filadut dijo...

Hasta eso habría valido, Raguan, jeje.

Mejor que meter a Arwen con calzador...

Un saludo.