miércoles, 1 de enero de 2014

Arranca el nuevo año

Comienza 2014 y todos nos fijamos objetivos. Ya sea a nivel personal, profesional, o bloguero, el año nuevo nos incita a marcarnos metas para intentar lograrlas y, llegado el fin del año que arranca, ver si las hemos cumplido. Ciertamente, mucho de lo hecho en el pasado en esta casa se movía de ese modo: marcaba objetivos para el mes, los trataba de cumplir, y volvía a empezar. Era, sin duda, una buena forma de planificación, pero también una piedra que hizo que la cosa acabara como acabó.


Por todo ello, no me voy a poner objetivos para este año. Simplemente, quiero que la caverna fluya, sin más. No tendré que rasgarme las vestiduras si no logro determinado número de entradas, muchos comentarios, o publicar decenas de módulos. Simplemente, arranca el año. Pues vamos a ver qué pasa.

2 comentarios:

Narrador dijo...

Yo me he dicho lo mismo: sólo es una fecha, y no hay razón para marcarse objetivos. Así que a seguir adelante, y punto.

Bindôlin Filadut dijo...

Gracias por comentar, Narrador. Pues allá vamos.