jueves, 11 de junio de 2015

Compras (no compulsivas): Khazad-dûm para El señor de los anillos LCG

Os sorprenderá en la entrada de hoy ese "no compulsivas" indicado entre paréntesis. No os engañan vuestros ojos. No todas las compras que hago son fruto de la locura y las ganas de dilapidar mi dinero. La compra de hoy viene de un regalo para un amigo, que ya tenía la expansión que os presento tan amablemente.... 

La expansión en cuestión es Khazad-dûm, que nos transporta a uno de los lugares más icónicos de la Tierra Media. Allí, bajo la montaña, nos esperan aventuras de gran carga bélica. Echando un rápido vistazo a las 165 cartas de esta expansión, nos percatamos de los peligros que acechan en el reino de los enanos. Los orcos campan a sus anchas contra los poderosos enanos, entre los que tenemos un par de héroes nuevos, que ya vimos en las expansiones basadas en el Hobbit.


Como os decía, en esta "entrega" encontramos 165 cartas. Sin embargo, sigue siendo necesario tener a mano la caja básica del juego, pues la expansión que nos ocupa no trae contadores de recursos ni fichas de avance o heridas. También nos harán falta cartas de la caja básica para configurar un mazo adecuado,  o comprar las entregas sueltas que conforman esta "línea". Khazad-dûm es una caja básica para una de las líneas de juego de El señor de los anillos LCG: "El ciclo de la mina del enano". Tenedlo muy en cuenta si os hacéis con alguna de las 6 expansiones de ese ciclo.

La caja de la expansión es preciosa. Sin embargo, y esto es algo que se repite en las expansiones que vengo tratando de este juego, no permite guardar las cartas de modo adecuado una vez que las metes en fundas. Como la caja básica ya se me quedó pequeña, empiezo con los problemas para guardar en condiciones las cartas. Sin embargo, es un mal menor que tendré que afrontar.

Khazad-dûm trae nuevos escenarios, con una dificultad creciente, y que proponen retos realmente duros. Personalmente, y teniendo "Sobre la colina y bajo la montaña", "En el umbral" y la caja básica, lo mejor es potenciar el mazo aprovechando las combinaciones con enanos. Además, de esa forma ambientaremos mejor el escenario (no creo que deba haber mucho elfo o mucho hombre de Gondor interesado en investigar Khazad-dûm).


Tal y como os indicaba antes, esta expansión trae dos héroes. Personalmente, se me antojan escasos. Me habría gustado tener algún héroe más del que echar mano. Debe ser que los enanos escasean para que nos den más héroes de los que tirar...Nuevamente, habrá que echar mano de otras expansiones. Curiosamente, la historia que propone esta expansión consiste en comunicarse con Balin, que precisamente es un héroe de las expansiones basadas en el Hobbit. Si queremos dar coherencia a Khazad-dûm, más vale que no le usemos.


Khazad-dûm es algo peculiar, no sólo por los dos héroes que nos trae (en vez de los cuatro o cinco habituales), sino también porque incluye cartas de los escenarios que no se usan en la caja. Ciertamente, las expresiones "sacacuartos" y "venga, hombre, ¡no fastidies!" vienen  rápidamente a la cabeza. Sin embargo, eso no está reñido con la habitual calidad del juego. El valor artístico de las cartas suple con creces que pueda entender que el contenido de la expansión sea mejorable.

El libro de reglas no aporta grandes novedades respecto a las reglas generales del juego. Echo en falta que para esta expansión no se aumente el umbral máximo de amenaza. Bien es cierto que suelo jugar sólo y no en grupo (lo que dificulta en muchos casos el juego), 50 puntos de amenaza se quedan muy cortos para sobrevivir a la mina del enano.

Voy terminando, ya que no he podido explotar al máximo la caja para reseñarla con mucho más detalle. Al contrario de las expansiones basadas en el Hobbit, no tenemos un listado de mazos adaptados al mundo "enanil". Esto dificulta la jugabilidad, pero se trata al fin y al cabo de uno de los mayores atractivos de los juegos de cartas: estudia las cartas de las que dispones, crea tus tácticas, y prepara un mazo con una estrategia clara.

Poco más que añadir. La expansión tiene calidad, pero creo que inferior a las de El Hobbit que ya revisé en la caverna. Aun así, esta compra no compulsiva tiene su provecho. Por cierto, que ya sé que os pica la curiosidad, a mi amigo terminé comprándole "La traición de Saruman", que era la única expansión que no tenía del juego...