jueves, 24 de septiembre de 2015

Los Assassins Creed a los que no volveré a jugar

El verano que desgraciadamente dejamos atrás trajo consigo una de las consecuencias más lógicas al aumento de horas libres: que los juegos de la consola se me agoten. Es evidente que uno no puede compaginar las compras compulsivas y la adquisición de novedades del mundo de los videojuegos como querría. Por ello, no queda más remedio que volver a echar un vistazo a los juegos que uno tiene en su ludoteca, y pensar en aquellos que merece la pena rejugar. Hoy me centro en la saga Assassins Creed, que es una de las predilectas de esta casa.

Comencemos por un aspecto de entrada que considero esencial: soy de esos jugadores a los que nos les importa volver a jugar una y otra vez a sus antiguos videojuegos. Lo he hecho en muchas ocasiones con toda la saga Final Fantasy que ha llegado a mis manos, salvo los nefastos Final Fantasy X-2 y Final Fantasy XII. También lo he hecho con la saga Uncharted e incluso con el corto pero tremendamente bien hecho The Order  1886. No me importa pegarme la paliza de horas y horas de juego otra vez, siempre que éste me guste. 


El pasado verano, sin ir más lejos, volví a repetir experiencia con AC Black Flag y AC Rogue. Como sin duda recordaréis de mi repaso general a la saga y sobre el juego en el que encarnamos a Shay, éstas eran dos de las entregas que mejor calaron en mis gustos. Por ello, podemos ya incluir en el saco de los AC que repetiré a estos dos. Evidentemente, AC Black Flag tiene un puesto más alto en esa lista, pero AC Rogue tiene a su favor ver la historia desde el punto de vista de templario. 

De los juegos más antiguos, pocos son los que salen bien parados. El primer AC se queda muy añejo y con demasiadas cosas que a día de hoy echaría en falta para volver a jugar. En mi subconsciente sigue quedando la espinita de algunas cosas que me quedan por hacer en la partida que tengo grabada, pero creo que podré vivir con ello. Además, sólo pensar en tratar otra vez con Al-Mualim me da una pereza... 

De la parte de la saga de Ezio Auditore os puedo decir el que con toda seguridad no jugaré: Revelations. Nunca terminó de engancharme como alguno de los restantes juegos, y las historias cruzadas con el pasado de Altaïr no bastan para compensar el regusto agridulce que me dejó este juego. Tengo mis dudas con Brotherhood, pues Roma es siempre Roma, y la historia de Ezio como asesino ya entrenado es bastante buena. Sí tengo claro algo: Assassins Creed II es el juego al que sin duda le volvería otra (creo que la cuarta) oportunidad. Sigue siendo a día de hoy el juego que más ha mejorado al anterior, el que posiblemente haya permitido extender la saga hasta lo que es hoy (o lo que debió ser). 


Con Assassins Creed III tengo un debate interno muy grande. Repaso mi visión general de la saga y sigo estando de acuerdo conmigo mismo en que el contexto histórico no me parece tan atrayente como el de otras entregas. También sigo pensando que Connor podría ser un personaje más carismático, pero lo que me sigue resultando atractivo son los aspectos novedosos para aquel entonces como las misiones navales, el diario de caza o la Hacienda. Creo que, a día de hoy, podría llegar a jugar otra vez a este juego, a pesar de los fallos que pueda tener.


Llegamos a un punto delicado. AC Unity es en el momento de la redacción de esta entrada el último juego de la saga. A pesar de ser un juego aprovechable, tal y como os conté en su momento, creo que no volveré a revivir la historia de Arno. Puede que sea por la cantidad excesiva de aspectos secundarios que tiene, o porque hay historias de personajes mejores en la saga, pero no me veo nuevamente robando aquella manzana en Versalles. 

Y finalizo con dos juegos menores en la saga y que también he jugado: Liberation y Grito de Libertad. Estos os puedo decir que no los voy a rejugar. El primero porque me parece soso como él sólo. El segundo porque me parece cogido con pinzas y hecho a rebufo de Black Flag. Se queda corto para que me dé para algo más que unos cuantos días. Para eso, ni me molesto...  

2 comentarios:

Glen Runciter dijo...

Me encanta tu blog. He redescubierto Stwar Wars D6, el primer rol al que jugué, hace unos 20 años. Sigue así.

Bindôlin Filadut dijo...

Muchas gracias por comentar, Glen. Me alegro mucho de que hayas redescubierto Star Wars d6.