jueves, 11 de febrero de 2016

Compras compulsivas: Star Wars Battlefront

Las vacaciones de Navidad traen consigo mucho gasto y desenfreno lúdico, y no quería privaros de mostrar mi opinión de una de esas compras compulsivas a la que tanto acostumbro. Hoy toca Star Wars Battlefront.


Para los que no lo conozcáis, Star Wars Battlefront es un juego que recrea infinidad de batallas durante la Guerra Civil Galáctica. Lo primero que os tengo que decir es que, si queréis disfrutar el juego al 100%, debéis tener PS Plus. Esto es así porque el juego está especialmente diseñado y enfocado en el juego on line. Ya sabéis que este tipo de juegos no me gusta, pero Battlefront es otra cosa. 

Os decía que hace falta PS Plus. Sin ello, el juego no da para mucho, aunque todavía podréis seguir disfrutando de las pantallas de un sólo jugador. En estas misiones, que francamente no darían para que el juego merezca la pena, tendremos una suerte de misiones mata mata en la que a veces seremos héroes de la Alianza o el Imperio, y en otras ocasiones adoptaremos el papel de héroes de la Alianza y el Imperio. Ser Han Solo es impagable, aunque Luke reparte más estopa. Por supuesto, Vader también tiene lo suyo. Estrangular con la Fuerza a los rebeldes tiene algo "encantador".


Los restantes héroes os los podéis imaginar. Por un lado, tenemos a Leia, con su traje de Hoth, y por el Lado Oscuro tenemos a Boba Fett y el Emperador. Se hace extraño manejar a Palpatine, tan acostumbrado a la soledad y los complots, y no tanto al combate. En cuanto al mandaloriano, puede repartir bastante si se le maneja bien.

Las misiones on line son bastante variadas. Las que más me gustan son los ataques AT-AT y las batallas de cazas estelares. En las primeras, tendremos que activar o desactivar estaciones de enlace que permiten a los Y-Wing atacar a los AT-AT. Cuando esto ocurre, los escudos de los caminantes son vulnerables y pueden ser atacados por los rebeldes. Obviamente, cuando somos imperiales debemos evitar que caigan los AT-AT. Para añadir otras opciones, en estas misiones podremos obtener la posibilidad de asumir el rol de los héroes que os decía antes, usar cazas, el propio AT-AT o, mi favorito, los deslizadores de Hoth rebeldes. Con estos podemos usar el arpón energético, un clásico de Star Wars que me tiene enamorado. 

Os hablaba de las batallas de cazas. Es, sin duda, la misión que más me gusta. ¿Por qué? Porque podemos usar W-Wing, A-Wing, TIE y TIE Interceptores. A esto le añadimos la posibilidad de usar el Halcón Milenario (es una sensación impagable) y el Esclavo I (demoledor a la hora de acabar con la rebelión). En estas misiones tendremos que acabar con el mayor número de cazas posible, y defender a los transportes imperiales o rebeldes, según el caso. Lo que más me gusta de estas batallas es el ambiente tan starwarsiano que se ha dado a la persecución entre los cazas.  Maniobras evasivas, uso de escudos, torpedos de protones... Sólo echo en falta que las batallas fuesen en el espacio en vez de en planetas.


Hay más misiones, que siguen un patrón más o menos similar. Un tipo de misión consiste en una suerte de "atrapa la bandera" en el que hay que llevar cargas a la base de tu equipo. Otra misión consiste en matar a héroes del otro equipo, ya sea siendo tú mismo un héroe o un soldado. También hay otra misión en la que un jugador se convierte en héroe y los demás tienen que matarle. Otra misión consiste en defender cápsulas frente a los rivales. Todas estas misiones me parecen menos entretenidas, aunque son tremendamente disputadas. 

A lo largo del juego, que tiene infinidad de trofeos, compra de cartas estelares, apariencias, gestos (ahí está el sacacuartos del juego), iremos adoptando la identidad de soldados rebeldes e imperiales  de forma alternativa. También van surgiendo objetivos según jugamos, para que no estemos continuamente haciendo la misma misión. 

Por último, tenemos el mayor de los retos, que consiste en obtener unos dioramas que se obtienen con distintos retos tales como conseguir un determinado número de bajas como rebelde o imperial, o como héroe, o adoptar el papel de héroes X número de veces.


En definitiva, Star Wars Battlefront me ha enganchado y encantado.  Su ambientación es excepcional, con escenarios entre los que se incluye Jakku, así como Endor, Sullust, Tatooine y Hoth (mi favorito). A la larga, muchas misiones son algo repetitivas, pero deja un gran sabor de boca.  Además del juego en sí, también hay un companion que podéis usar sin tener el juego principal (aunque sin él es muy difícil pasarse el companion). Ciertamente, alguna cuestión de Star Wars Battlefront se podría mejorar, pero no son aspectos fundamentales.