martes, 8 de marzo de 2011

Dónde jugar a rol

Elegir un entorno agradable para jugar una partida de rol puede ser tan determinante o más que la propia elección del juego, la aventura o el Director de juego. No sé vosotros, pero yo siempre me lo pasé bien con una partida nocturna en la que no podían faltar unas cuantas cervezas, unas pizzas, unos buenos amigos (pero pesados pjs) y el buen y fiable esdla (MERP para los más anglófilos). Ese entorno, ya fuese en la cocina de mi casa o en la de alguno de mis amigos, era para mí el entorno ideal para una buena sesión de rol.

En otras ocasiones, con el verano y la llegada del buen tiempo, el entorno se podía cambiar por una partida nocturna en el soportal correspondiente (es una de las ventajas de vivir en un barrio cerrado), con unas cuantas coca-colas, patatas fritas y casi tumbados (algunos sin “casi”) en el suelo. La gente nos miraba extrañada, pero pasaba de largo como si tal cosa. Unos chicos con libros, unas hojas y papeles debían estar estudiando. Lo que tenía peor explicación era lo de los dados…

La cuestión, en cambio, pasaba a ser impracticable cuando se traslada la partida a la típica piscina (municipal, privada o de comunidad). Algo evita que un cómodo terreno para tumbarse, como el césped que rodea una piscina (lo entiendo igualmente aplicable a la arena de la playa), se erija en un correcto escenario de una partida de rol. Si a ello le añadimos un Director de juego decididamente dispuesto a mantener en buen estado el manual del juego en cuestión, como era mi caso, una partida en un entorno propenso al contacto con el agua deviene imposible. Lo intentamos más de una vez, pero aquello era un peligro constante para mi más que en correcto estado manual de esdla.

La cuestión no es mejor con una partida en un entorno frío como fue una de mis primeras experiencias en el rol. Acabábamos de crear nuestros personajes para esdla y nos marchamos de casa de uno de los jugadores de mi grupo. Habíamos quedado por la noche y nos habían dado las tantas para crear los personajes. En fin, cosas de nuestra inexperiencia, y del sistema de creación de personajes de esdla… La idea era tirar las cajas de pizza y las cervezas, y cada cual se marcharía a su casa. Iniciaríamos la aventura del libro básico al día siguiente. De repente, el primer Director de juego que tuvimos (Gran inspiración para mí porque “A poco empeño que ponga, lo haré mil veces mejor” pensé tras aquella noche) tuvo la feliz idea de proponer iniciar la aventura del Libro Básico en ese mismo momento. No sé muy bien por qué, pero unos segundos más tarde estábamos jugando. Entre bocanada y bocanada de aire helado, y pataleo para calentarnos, a duras penas avanzamos en la historia, pero llegamos a la conclusión de que nunca más se jugaría en mitad de la noche con una temperatura sólo soportable en pleno botellón y con unas cuantas copas de más en el cuerpo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Aquí Megaper:

Para mí lo básico, básico son unas sillas cómodas, no sofás o sillones demasiado cómodos que invitan a dormirse, una buena mesa, espaciosa para que quepa todo el tinglado y un sitio tranquilo que no esté al paso de gente saliendo y entrando. Sin lo anterior no me molesto en empezar a jugar por muchas ganas que tenga.

Para mí jugar al aire libre, aunque sea un lugar tranquilo, o en playas o piscinas es impensable, me entran escalofríos de solo pensarlo...

Anónimo dijo...

Aquí Megaper:

Uno de mis mejores recuerdos en cuando al ambiente de juego es el siguiente: Los padres de uno de mis amigos tenían un salón de celebraciones (muy grande). Entonces una noche que estaba libre y completamente vacío decidimos jugar allí, imagina el ambiente, una enorme estancia totalmente oscura y en el centro una mesa redonda, velas en el centro, fichas, libros, dados, 4 caras que aparecen de entre la negrura iluminadas por las bailarinas llamas y otra que asoma detrás de la pantalla del master. Como se puede imaginar, era muy fácil meterse en el papel e imaginarse las situaciones :). Lo único malo es que nos quedamos con las ganas de usar el equipo de sonido para poner efectos ambientales de lluvia, viento, ruidos de bichos... Quizás tengomos oportunidad de hacerlo algún día :)

Saludos!

Bindôlin dijo...

Hola Megaper. De los escenarios que os he relatado, no creas que me agradaba demasiado jugar al aire libre, pero como de todos modos bajábamos a la calle a pasar el rato y la gente pasaba de nosotros, la partida no se desarrollaba del todo mal.

En todo caso, me parece mucho mejor el escenario que propones con velas, oscuridad y demás. Seguro que la temática del juego también "pedía" un ambiente así.

Gracias por comentar.

Sendel dijo...

No importa el entorno sino la compañía y las ganas de jugar ;-)

PD: Estoy en el curro, esta la cosa tan... vacia de gente y jefes que puedo estar con el pc XD

Bindôlin dijo...

Pero si hay buena compañía y ganas de jugar, debemos añadir también un buen entorno, Sendel, jeje.

PD: Que no te pille el jefe a la vuelta.

Dexter Willoughby dijo...

Para nosotros siempre es lo mismo. La casa de alguno de los colegas. esa y sillas. Algo de música de fondo y cocacola, cerveza y papas fritas. Algún cigarrito de la risa de cuando en cuando y a disfrutar!

Como han dicho por ahí. Lo importante es la compañía. Yo he llegado a dirigir de noche en una plazeta apartada de mi barrio pues nos echaron de la casa donde estábamos jugado, no pregunteis... :P

Bindôlin dijo...

Gracias por comentar, Dexter. Creo que tienes razón en lo de mejor que no preguntemos...

Lo de la música de fondo puede estar bien, ya sea para ambientar la partida, o escuchar música que le guste a uno.