lunes, 7 de marzo de 2011

Cosas que pasan

Hoy, al llegar al trabajo, me he dado cuenta de algo nefasto para la buena marcha del blog. Habitualmente, llevo conmigo un mp5 que me sirve de memoria externa para almacenar y editar el material que publico en la Caverna, aparte de para escuchar música, ver vídeos u oír la radio. Obviamente, tengo la correspondiente copia de seguridad en el ordenador de casa, no vaya a ser que por azares del destino un formateo no intencionado del mp5 elimine todo. Realizar copias de seguridad es una buena práctica que no conviene dejar nunca de lado, tal y como nos recomendaba hace poco tiempo Kano.

Volviendo al tema en cuestión, el mp5 tiene como conexión al correspondiente puerto USB del ordenador, uno de esos cables cuya ausencia inutilizan el aparato como memoria externa. Y ahí, amigos míos, radicaba mi espantoso hallazgo, pues me he dejado el cable en el ordenador de casa, con una imagen mental que me ha golpeado al confirmar la ausencia de tan importante artilugio.

Mi frustración ha pasado a rápido ingenio para ver cómo podía solucionar el asunto de cara a un futuro olvido de similares consecuencias. Aquí ha entrado nuevamente en juego la técnica, pues en mi ordenador del trabajo poco o nada puedo hacer para llevar información conmigo. Descartados Dropbox o megaupload, debido a que no puedo instalar programas ni acceder a servicios de almacenamiento on line, he recordado que extrañamente sí tengo acceso a Google docs, que deseché hace poco como almacenamiento para material de la Caverna. Supongo que en adelante lo tendré más en cuenta para evitar estos desfases de trabajo, aunque bien podría también limitarme a comprobar que llevo el dichoso cable conmigo…

En fin, el impacto sobre el blog ha sido debidamente limitado, ya que si por un lado no he podido avanzar en la próxima reseña con el Círculo de Zerom ni en una futura aventura de esdla o Star Wars d6, sí que ha originado esta entrada que sirve, al menos, para mi desahogo personal.

2 comentarios:

Sendel dijo...

No hace mucho oí algo que se ajusta perfectamente a tu problema...

"La tecnología da soluciones a los problemas que nunca antes habías tenido"

Es decir, sin tanta tecnología no nos hubieran surgido nunca tantos problemas nuevos que tenemos... triste pero cierto, pero que a mi no me quiten ni internet ni mi pc que mato!!!

XDDDDD

PD: Ya que estamos, que ahora te leen mucho por aquí, gracias sin duda al buen trabajo maese Bindolin. Pronto las puertas de mordor y rivendel...

Bindôlin dijo...

Pues sí, esclavos de la tecnología al 100%. Como cuando sales de casa sin el móvil..m

No me tire usted flores, caballero, que me ruborizo, jeje. Gran parte de las visitas a la caverna se deben a su buen hacer.

Para acompañar a tan esperadas reseñas, estoy ultimando la correspondiente a Aventuras en Harad.

Un abrazo.