sábado, 30 de abril de 2011

Un año de caverna

Hoy la caverna cumple 1 año en la red. Parece que fue ayer cuando subí aquella entrada de Final Fantasy VII. Viendo las reseñas posteriores de otros Final Fantasy que he ido haciendo, aquella no rendía honores a la que me parece todavía la mejor entrega de la saga, con permiso de FFX. Por lo tanto, en mi DEBE queda rehacer aquellas pocas líneas hasta convertirlas en una entrada a la altura. Pero como para mirar al futuro ya habrá tiempo, hoy echo la vista hacia atrás. Este proyecto empezó casi por casualidad, como un entretenimiento para las largas horas de comida que tengo en el trabajo. Nunca entendí qué necesidad había de dar a una persona 2 horas para comer, pero al menos me ha ayudado a sacar el blog más o menos adelante, incluso con colaboraciones como la que tuve en TFT de Trasgotauro. El único inconveniente es no poder publicar en horas de trabajo, con los quebraderos de cabeza que ello supone, incluido tener que encomendarse al "fiable" editor de blogger y sus entradas programadas.

A lo largo de este año se han publicado más de 150 entradas en la caverna, algunas con la colaboración de amigos como Sendel, y el material aportado por roleros nostálgicos como Pedro Nieto. He de resaltar que muchas de las entradas del blog eran una mera plasmación de mi estado de ánimo, o de situaciones roleras más cotidianas. A decir verdad estas últimas suelen obtener más comentarios que entradas con bastante más trabajo detrás, lo cual a veces no deja de sorprenderme. Supongo que al final comentamos lo que nos identifica, lo que nos causa gracia por habernos topado con ello en más de una ocasión. Es lógico, a mí me pasa igual con las cosas que comento cuando leo (menos de lo que me gustaría) otros blogs bastante más veteranos, y con mayor variedad de temas que éste.

Volviendo a cómo ha ido el desarrollo del blog, tras una crisis de creatividad que he atravesado durante este año, he aprendido a tomarme las cosas con mucha más calma y a organizarme, creo, algo mejor. Muchas veces la inspiración para escribir llega en el momento más raro, y con el tema más inesperado, así que allí donde se me ocurre algo, trato de retenerlo para desarrollar luego la idea en el blog. De momento ha ido bien, y espero seguir así sin aburriros más de la cuenta. Si tenéis un blog sabréis lo difícil que es no repetir contenidos y tratar de atraer seguidores por mero amor al arte. Tampoco es bueno sentirse obligado a actualizar sí o sí ya que, como todo, un blog requiere entusiasmo, aspecto que de momento me acompaña.

Aunque os pueda sonar a guasa siendo la temática del blog la que es, no me considero un experto en rol. Ni siquiera manejo más de cuatro o cinco juegos, ni estoy al tanto de todas las novedades del mundillo. Sí que intento mantenerme al día, pero es harto difícil, más aún con el poco tiempo que me deja el “maravilloso” horario del trabajo. Sin embargo, los juegos que me gustan son clásicos, por lo que esa necesidad de actualización tampoco es constante. Afortunadamente, mi gusto por juegos añejos no se ve mermado por ausencia de seguidores, ya que siempre quedaremos aficionados a ellos. Por supuesto, no hace falta que os diga que hablo de MERP y Star Wars d6, mis juegos fetiche.

Del primero de ellos fui rescatando módulos de hace casi diez años, mi época de mayor actividad rolera, y que tenía casi olvidados en un cajón. Echando un vistazo a los módulos de MERP que había en la red, aprecié que bien podría aportar nuevas ideas, ya que el parque de módulos que existía estaba un tanto parado. Buscaba nuevas aventuras para una serie de partidas que no llegaron a producirse, y terminé por percatarme de que tal vez podía aportar algo. Y ello fue a pesar de que inicialmente no tenía pensado publicar módulos, y que el formato electrónico estaba más pensado para mi conservación propia que para el blog. Sin embargo, una vez acabado el trabajo, pensé que no podía ofrecer material mejor que aquel. Por ello, llegaron módulos específicamente creados para la caverna y sus seguidores: ayudas de juego, recopilaciones, pantalla del director de juego... En fin, todo lo que podéis disfrutar hoy en día en la caverna y que espero seguir sacando sin caer en el cansancio.

El caso de Star Wars d6 es muy diferente al de MERP. Star Wars siempre me ha apasionado, al menos desde aquel verano en que caí en las redes del fantástico Star Wars CCG de Decipher, que la Fuerza tenga en su gloria. Siendo así, un juego de rol de Star Wars me tenía que atraer de inmediato, más si utiliza un sistema tan atractivo como d6, a pesar del kilo y medio de dados que se necesita con pjs avanzados. El libro original me lo regaló un amigo hace no mucho tiempo, por lo que no lo tenía tan trillado como MERP. Sin embargo, enseguida me enganché a las reglas y a cómo se podía adaptar el ambiente de las películas a ellas, y viceversa. Las aventuras, personajes, recopilaciones, etc... que he ido creando vinieron después, siendo así tan recientes como la propia caverna.

A título personal, casi diría que egoísta, Caverna de rol es un buen taller de prácticas para la trilogía (De momento "bilogía") de libros de literatura fantástica que llevo escribiendo a ratos desde hace casi una década. Las aventuras de Bindôlin tienen mucho que ver con ello, ya que la ambientación está muy influenciada por el apasionante mundo de Tolkien. En todo caso, es un proyecto a largo plazo al que todavía le queda mucho para finalizar, aunque francamente espero que el tercer libro no me lleve otros diez años. Se trata uno de esos objetivos que anhelo ver cumplido algún día, aunque mucho me temo que quedará en el cajón de alguna editorial el día que me atreva a publicarlo. En fin, tiempo al tiempo, que al menos creo que algo he mejorado en redacción y demás.

Y por último, desde el punto de vista estrictamente rolero, la caverna me ha servido para conocer más juegos, otros sistemas, y un sinfín de blogs interesantes. Sin duda este es un buen colofón para seguir hasta que me salga alguna pifia. Espero que la suerte (Y la Fuerza) me acompañe.

12 comentarios:

Haco dijo...

Pues ya sabes para que no se te olviden las ideas cuando te venga la inspiración hazte con una libretita y un boli y así puedes retener más cosas, yo desde que inicié mi blog y la creación de aventuras de mi cosecha la llevó encima siempre que puedo y tengo la casa llena de libretas!!
Un saludo y felicitaciones por el blog y el material publicado que es muy bueno! Ya me gustaría a mi ser capaz de escribir un libro....

- A.J. El Cuarto Oscuro. La Sociedad Oculta dijo...

¡¡Felicidades por el cumpleaños y por la labor realizada a lo largo del último año!!

Un saludo!!

Bindôlin dijo...

Hola Haco. La verdad es que me compré una blackberry hace poco. Allí donde me llega la inspiración, mail al canto.

Gracias por las felicitaciones. A ver si sigo en esta línea, y espero pasearme muchas veces por tu blog.

Un saludo.

Bindôlin dijo...

Gracias a los chicos de El Cuarto Oscuro. Gran parte de la repercusión del blog es por vuestra "culpa".

Un saludo.

Figu dijo...

Enhorabuena, seguid así, que por supuesto yo seguiré pendiente de todo cuanto pongais. Felicidades!!!

Bindôlin dijo...

Gracias, Figu. Espero que te guste lo que vaya sacando.

Un saludo.

Dexter Willoughby dijo...

Pues nada hombre! Yo también aprovecho para felicitarte por este primer año de andadura! Y que todos lo disfrutemos!

Bindôlin dijo...

Gracias, Dexter. Me iré asomando a tu blog de vez en cuando.

Un saludo.

Sendel dijo...

Felicidades Bindolin!

Que nos deparará el nuevo año? Seguro que mucho más éxito!

Bindôlin dijo...

Con que depare un año tan bueno como éste, genial.

Un abrazo, Sendel.

forfy dijo...

Felicidades amigo! :D

Sientete libre de decir el nombre de ese amigo que te regaló el libro de Star Wars, es posible que ese dato eleve tus seguidores a más de 1 millón (también es posible que todos abandonen en masa la Caverna). De hecho siento que, de alguna manera, te pique a meterte en estos berengenales así que suelo colgarme la medallita del "apadrinamiento" (en la sombra, ni tan siquiera me dijiste que empezabas el blog, desgraciad...).

No sigo tantos blogs de rol (de rolazo como digo yo) como me gustaría pero pienso que el trabajo que estás haciendo aquí es acojonante y, sobretodo, muy elaborado. Se nota que escribes las cosas con mucho cariño y que no publicas cualquier cosa por publicar y rellenar un poco. Además, eres de las pocas personas que sigue dándole coba a Star Wars d6, que es una maravilla de juego atemporal y sólo eso me parece interesantísimo.

A por mil años más en la Taberna... perdón, en la Caverna.

Vas a tener un colaborador nuevo en breve ;) y tengo un regalito para el primer año del blog.

Abrazo!

Bindôlin dijo...

Estimado Forfy, muchas gracias por la felicitación y por los halagos (posiblemente merecidos, que para algo no tengo abuela). No le podré agradecer jamás suficientemente que me regalara este juegazo que es Star Wars d6. No me explico cómo podía haber vivido sin él antes. En mi vida faltaban cosas como Star Wars d6 y los posts sobre "mil maneras de morir" de su blog. Ahora ya puedo afrontar este mundo alocado desde otra perspectiva.

En mi descargo le diré que no le comenté lo del blog porque ni siquiera sabía cuánto iba a durar el asunto. Es lo que tienen los impulsos, que uno empieza a hacer cosas y luego las piensa y es cuando se da cuenta del lío en que se ha metido.

Y me dice usted que me trae sorpresas y colaboraciones, eso sí que es un regalo de aniversario. Aunque eso sí, espero que la colaboración no sea de George Lucas con una denuncia por crear aventuras de su sucursal juguetera...

Un abrazo.