miércoles, 20 de julio de 2011

El uso gratuito de la palabra friki

Todo el mundo ha oído hablar del término friki. De hecho, muchos de nosotros nos consideramos a nosotros mismos como tales. Pero ¿Alguien sabe qué es ser un friki? Al parecer, ser un friki supone tener gustos tales como Star Wars, El señor de los anillos, los videojuegos, las revistas, el rol... Parece que si uno colecciona juegos de rol es un friki, pero que si colecciona sellos o monedas es eso, un coleccionista, alguien respetado al que nadie identifica por un loco por pagar cientos de euros por una moneda cuyo valor real es apenas de dos euros, o por un sello que salvo para los de Forum Filatélico no valía más que la saliva que gastas en pegarlo...

Me indigna sobremanera esa clara distinción de la sociedad, como si el friki (Adoptemos el término como identificativo por imposición social) fuese menos persona, como si sus gustos fuesen menos caros (¡Ja!), o de menor nivel cultural. Sin menospreciar las aficiones que he identificado, encuentro más gratificante la lectura de un buen libro de rol, con todo lo que ello implica (ambientación, documetación, creación, cartografía, edición...) que un puñado de monedas y sellos por muy antiguos que sean, o por muy famoso que sea el rostro del personaje capturado en ellos.

En todo caso, no se trata esta entrada de un ataque a los coleccionistas de sellos y/o monedas, ni intenta diferenciarlos de los frikis. Muy al contrario, todas esas aficciones pueden ser combinadas, incluso por alguno de los que estéis leyendo esto. Mi manifiesto va más allá, de dignificación de lo que significa "ser friki".  Hay que intentar evitar el absurdo, que la gente use sin sentido (Si es que tiene alguno) esta palabra. Personalmente, el ejemplo más bochornoso que tuve la desdicha de vivir se debe mi propia madre. 

Como bien curiosos que sois, si habéis aguantado la lectura hasta aquí, os explico la jugada. Yo estaba en el banco con mi madre. Primera cuenta corriente propia, firmas de contratos,  cuestiones de todo tipo, y se me ocurre preguntar por la posibilidad de abrir una cuenta en dólares para comprar en ebay. Mi madre, ni corta ni perezosa, soltó "Sí, es que compra cartas frikis". No sé que fue peor: mi cara ruborizada, la expersión de la chica de la sucursal preguntando "¿Eso qué es?",  el destrozo del témino, o que las palabras de mi madre fueran acompañadas del típico gesto de autodeterminación y expresión gestual de "Cómo me molo".  Es un gesto muy del estilo del final de la actuación del Príncipe Gitano tras destrozar "In The Ghetto"

En fin, amigos míos, si nos quieren llamar frikis, que nos lo llamen, pero que al menos sepan qué pretenden decir. Por aclarar un poco, no creo que mis gustos por Star Wars, El señor de los anillos, el rol, los videojuegos... me hayan hecho daño, o me hayan empobrecido culturalmente.

PD: Las cartas frikis eran Star Wars ccg.

PD2: Por mi mente pasó la idea de desdecir a mi madre, y gritar que compraba, no sé... Vídeos de animales siendo apaleados.

9 comentarios:

Mel García dijo...

Es curioso, a mi me molesta justo lo contrario: Que la gente que tiene aficciones socialmente aceptadas (la Fórmula 1, por ejemplo) se denomine a sí mismo "friki" ahora que está de moda.

No nos conocemos, por lo que apuesto sin mirar las cartas. Imagino que eres joven, aunque en el fondo lo mismo da. Créeme, muchos (nunca hay que poner todos en internet, siempre salta uno con el "¡Yo no!" como si fuese "La vida de Brian") hemos pasado por lo que estás pasando tú. Tener todas estas maravillosas aficciones, tan fascinantes, tan absorventes para ti. Intentar explicárselo a otras personas, que entiendan y cojan las mismas pasiones que tú, solo para encontrarte que son rechazadas de plano sin molestarse siquiera en conocerlas. Y jode, para que engañarnos.

Sin embargo, pasa algo muy curioso a lo largo de la vida. En un principio se tienen unas ganas tremendas de fundirse, de perderse en la masa de la forma más anónima posible. Sin embargo, casi de un día para otro todo el mundo quiere ser diferente, único.

Y ahí es donde ganamos.

Lleva tus cicatrices con orgullo, con la cabeza bien alta. Y no permitas que pasado un tiempo los que han tenido miedo de las opiniones de los demás intenten pegarse a ti. Porque hay que luchar las batallas y hay que aguantar lo que nos echen para ser aquello que muchos claman ser, pero solo unos poco somos.

Friki.

Nebilim dijo...

En mi casa siempre decimos que ser friki es tener afición o obsesión por algo y que por ello los forofos del futbol son tambien frikis.
No obstante, usamos la palabra con su "mal uso" para determinados casos. Mis padres me dicen que soy friki, pero no me lo dicen a mal. Si llego a coleccionar sellos ése friki sería despectivo desde luego XD
Cuánto más nos moleste ése término más lo utilizarán.

Bindôlin dijo...

Muchas gracias por comentar de manera tan extensa, Mel. En primer lugar, he de decir que no vas muy desencaminado por la edad. En segundo, que llevo bien marcados a fuego mis gustos. Al fin y al cabo, esas aficiones me han hecho la persona que soy hoy en día. Me resulta curioso lo que comentas de la gente que se autodenomina friki por tener gustos “no tan frikis”. Es algo en lo que no había reparado, pero que no deja de ser cierto. En fin, será que ser friki empieza a verse de otra forma. Debe ser que empieza a estar de moda.

Bindôlin dijo...

Gracias por comentar, Nebilim. El caso de mis padres es curioso porque, más allá de lo comentado en la entrada, lo sueltan de oídas. No es que sea despectivo, pero se creen que el término es suficientemente concreto para que la gente sepa de qué están hablando…  

Haco dijo...

Creo que este es el lugar apropiado para hablar sobre una cosa que me cabrea, y mucho sobre la palabra friki.
Durante mucho tiempo he querido hacer un artículo en mi blog sobre esto, pero te has adelantado aunque no sea exactamente lo que yo quería explicar.
Mi mosqueo es la confusión de dos términos totalmente diferentes: FREAK y FRIKY (FRIKI).
En España se utiliza indistintamente la palabra friki para designar a ambos tipos de persona y creo que no son lo mismo. Como para vosotros un friki es un seguidor de esos mundos fantásticos y todo lo que le rodea, y de eso se está orgulloso.
Y el término Freak, el que el amigo Cárdenas utilizó en su pel·lícula FBI (frikis buscan incordiar) donde siguiendo el término americano un freak es un monstruo, en sus inicios los de los circos y luego todo aquello que sea muy raro al estilo Carmen de Mairena, Pozi, Tamara, su madre, Paco Perejil, Leonardo Dantes, etc.
Y es verdad que muchos frikis son también freaks, pero la mayoría de freaks no son frikis, sin querer ofender a nadie!!

Bindôlin dijo...

Vaya, Haco. Siento haberme adelantado. Lo que apuntas es bien cierto, aunque en la "españolización" del término ha perdido gran parte del aspecto monstruoso de su significado inglés. Sólo espero que la gente tenga olvidada esa "película" tanto como la tenía yo...

Gracias por comentar.

forfy dijo...

No me pongas estas cosas ahora que no puedo opinar!

P.d: FRIKI!

Bindôlin dijo...

Así reflexionas más y nos iluminas con tu sabiduría.

P.D: alocado!!!

chonifer dijo...

Bueno, yo no podría estar del todo de acuerdo con Mel (y no por aquello de ¡yo no!; buenísima la alusión a La vida de Brian)

Yo no creo que haya que llevar las cicatrices con orgullo. Hay que llevarlas con dignidad, pero tampoco "con la cabeza bien alta". Me refiero, no tiene nada de especial ser como somos. No tiene nada de especial ser diferente, puede que parezca que sí pero yo con los años me he dado cuenta de que no.

Tengo amigos """frikis""" que juegan a rol, les gusta el manga, blablabla, y que dicen sentirse orgullosos de ser frikis (el orgullo friki, el día de la toalla y todo eso). Yo no acabo de entenderlo.

En mi opinión, y voy a intentar resumirlo, uno debe disfrutar de las cosas que le gustan, y ya. Si los demás te consideran un no sé qué, un friki o lo que sea, bueno, pues que lo consideren. Son todo tópicos, absolutamente todo, son tópicos. Yo imagino un mundo en el que uno puede jugar a rol e irse a ver el fútbol (yo no lo hago, pero me imagino que alguno sí). ¿es menos friki por hacer las dos cosas, o incluso más? ¿qué más dará?


A mí me parece que el término "friki" es un término con muchos rejos y que tiene mucha salida. Por mi parte lo considero bastante útil, creo que resume bastante bien. Me refiero, cuando juego a la xbox con la gente y les digo que me encantan los juegos de rol, me dicen "fuah, menudo friki", y yo digo, "¡sí, tío, total!" y enseguida cambia su forma de responderte, les parece guay, en plan "hey, tengo un amigo friki, cómo mola". No es que a mí me importe, pero si me ofendiera, solo conseguirían no entenderlo, o entenderlo menos, vaya.

Yo ni siquiera me considero friki, pero hago cosas que son un poco frikis (desde el punto de vista externo). Para mí no lo son, pero no me resulta difícil salirme de mi mismo y verme desde el punto de vista de otras personas para las que el rol es ésa cosa de frikis, y que en realidad no tiene ni idea de cómo es. Por eso, el término me parece una forma de aproximación desde ese mundo externo (la familia, los amigos que "no son frikis") bastante válida. Supongo que es válida porque a mí no me molesta, me da bastante igual, ¡¡pero ahí está la clave!! Me da igual porque jugar a rol me resulta tan natural (y por tanto, tan poco especial, y desde luego nada de lo que sentirme orgulloso) como jugar a la consola, tocar la guitarra, ver una peli, jugar a un juego de tablero, o irme a cenar con colegas, o irme a la montaña con el perro. No sé, una actividad más, como cualquier otra.


Me temo que muchos jugadores de rol, orgullosos de ser frikis y toda esta historia, son los que, por supuesto involuntariamente, provocan que haya ciertas reticencias y miradas de extrañeza, y términos como "friki". Por supuesto siempre hay subnormales, pero son los subnormales a los que yo ni menciono en mi vida diaria porque no me parecen dignos de mención. Ya saben, los que señalan a todo el mundo como "introduzcaaquítérminopeyorativo".

Perdón por echarme el rollo.

Tu blog es cojonudo.