sábado, 9 de julio de 2011

Final Fantasy XII

Llevo tiempo guardándome lo que opino sobre este juego. He intentado cogerle cariño, soportar sus fallos, empaparme de su historia, pero os prometo que me ha sido imposible por mucho que he puesto de mi parte. Así pues, finalmente me he decidido a publicar esta entrada sin ni siquiera haber terminado el juego, lo cual os dará una idea de por dónde van los tiros

A pesar de ello, todos conocéis mi amor por la Saga Final Fantasy. Ese sentimiento llega hasta tal punto que me da lo mismo que los gráficos de Final Fantasy VII sean “durillos de ver”, que Final Fantasy VIII tenga un guión cogido con pinzas, que Final Fantasy IX haya permitido la existencia de Quina, que Final Fantasy X exija cientos de horas de juego, o que Final Fantasy X-2 sea un edulcoradísimo (des)arreglo de una conclusión inesperada de su precuela. Con estos antecedentes, creo que no soy sospechoso de mala baba ni de odio hacia una saga a la que debo tantas y tan buenas horas de juego.

Dicho lo anterior, allá voy, sin paños calientes. Final Fantasy XII me decepcionó, y mucho. Si comienzo por la estética he de decir que es excesivamente Vagrant Story (Sé a qué se debe ello, no os asustéis). Y en aquel juego era adecuada, pero para un Final Fantasy no me lo parece en absoluto. Recuerdo las primeras horas de juego, en las que tenía la sensación de estar jugando a “otra cosa”, y no a la siguiente entrega de Final Fantasy. No sé si sabéis a qué me refiero, pero al ver esa ambientación, esa estética, me sentí fuera de lugar. Con el paso de las horas, esa sensación no se disipa, aspecto que no ayuda en nada a la hora de ver con buenos ojos el resto del juego.

Con lo que he dicho antes, no le voy negar a Final Fantasy XII calidad gráfica, que la tiene a raudales. Sin embargo, las escenas cinemáticas o los gráficos nunca fueron obstáculo, ni condición necesaria para evaluar la calidad de un Final Fantasy. El ejemplo más claro de ello es Final Fantasy VII, que es una maravilla a pesar de las limitaciones gráficas de la época. Por ello, este aspecto lo veo más como una consecuencia lógica de la tecnología actual que como un especial mérito del juego.

El sistema de combate me parece más cercano al tiempo real que las anteriores versiones. Sin embargo, creo que se ha acelerado demasiado en pocas entregas. Final Fantasy X te permitía mucha pausa, mientras que Final Fantasy X-2 ganó en velocidad (ya excesiva para mi gusto). Lo que se ha hecho con Final Fantasy XII es potenciar todavía más esa velocidad. A mí personalmente no me gusta, porque hay veces que ni me entero de lo que estoy haciendo. Lo achaco a la falta de experiencia y de horas con el juego, pero creo que no sólo se trata de eso, sino de que el sistema es algo caótico, sin que te puedas hacer una composición de lugar suficiente como para manejar cómodamente el combate. Por supuesto, con esta situación difícilmente me puede agradar un juego en el que el combate tiene tanto peso.

El personaje principal, llamado Vaan, tiene muy poco carisma. Sí, responde a la habitual estética de personaje joven, rubiales y demás, pero es bastante limitadito. La cosa llegó a tal punto que casi nunca lo incluía en el grupo de batalla, optando por Balthier como personaje principal. Al menos él sí que tenía carisma. Debe ser que de algún modo me recordaba al bueno de Cid de Final Fantasy VII, aunque sólo fuera porque esta vez él era el que manejaba la nave de marras.

El guión no me pareció muy allá. He de reconoceros que al no haber completado el juego, poco o nada me extenderé en este punto, pero el pelaje de la historia es bastante malillo. Entiendo lo difícil que es crear una idea que sea atractiva desde el principio, pero el desarrollo de la historia no me convenció en absoluto. Al contrario que en otros Final Fantasy, en los que me quería enterar de todos los detalles, Final Fantasy XII provocó en mí un rápido hastío e incluso salto de escenas. En fin, que no me ha calado hondo.

El sistema de desarrollo de personajes recupera los niveles en sentido estricto y deja la magia y las posibilidades de equipo a los puntos de habilidad (O como se llamen, que ni me voy a molestar en ser preciso). Lo de la magia lo entiendo pero, ¿Era necesario que el equipo también fuese objeto de mejora? ¿Por qué había que plantearlo de ese modo? Final Fantasy era, hasta el momento y con la excepción de Final Fantasy X-2 para las entregas más recientes, muy sencillo en ese aspecto: A un personaje le corresponden un tipo de arma, armadura, aro y demás. Lo que es sencillo y funciona, bien está.

Las capturas de los monstruos me parecieron. Bueno, a decir verdad no sé muy bien qué opinión me merecen... Dejémoslo en curioso, un ingrediente que no es lo peor de este cóctel. Eso sí, algún monstruo que otro parecía salido de una película de Disney…

En definitiva, eso es todo lo que se me ocurre de este juego. Supongo que con el tiempo me arrepentiré y seguiré con él hasta pasármelo, pero hasta lo visto, hasta lo jugado, creo que Final Fantasy XII es el GAME OVER de una gran saga.

10 comentarios:

more dijo...

Tengo que discrepar un poco respecto a este juego, si bien la historia no tiene nada de gancho ni gracia tiene algunos puntos fuertes.

Me parece que es el Final Fantasy con mas horas de sub-busquedas y misiones, ya que encontrar todos los espers y las 41 cacerias son un buen reto. Ademas de tener una extensión de mapa enorme por donde perderte y la posibilidad de volver atras siempre.

Despues de 120 horas, se de lo que hablo, solo me queda matar a Yiazmat, que con sus 5.000.000 de vida, me da bastante pereza ir a por el (en este FF no pasas de 9999, solo con sublimaciones y no son muy buenas...).

Sobre los personajes, creo que hay que cogerselo asi, Vaan y penelo, representan a los jugadores, por eso carecen de personalidad, son chavales que quieren aventuras (como nosotros) y derrepente conocen a un capitan de un barco, una princesa, un traidor y a Fran (la de las orejas de conejo).

Otra cosa que me parece buena es el sistema de juego, es muy dinamico jugar con gambits y nunca llega a aburrir, probad a jugar ahora a un FF por turnos, el FFX concretamente es aburridisimo, desde mi punto de vista FFXII es como un MMORPG sin llegar a serlo.

El desarrollo de personajes... no esta mal del todo, aunque mi preferido siempre sera el Job-Ability del FFV, peor era el del FFVIII, ganabas niveles cada 1000 de exp, que en el fondo daban igual porque los enemigos se adecuaban a tí (yo me lo pase con una media de 23).

Para finalizar,a mi no me parece un mal juego, heche de menos algun minijuego como las cartas, pero le cogi cariño con las busquedas opcionales, peores palabras tengo para el FFXIII.

Bindôlin dijo...

Gracias por comentar, more. Me alegro de que tengas una opinión distinta del juego. Eso implica que tendré que comenzarlo de nuevo, y explorarlo en mayor profundidad.

En todo caso, mi principal problema con FFXII es que no me ha enganchado pronto, debido a la floja historia, aspecto en el que parece que coincides conmigo. Si al menos algún personaje hubiese tenido mucho carisma, me habría arrastrado a seguir pasase clo que pasase.

Es cierto que se asemeja a un MMORPG, pero hay muchos MMORPG que se juegan de un modo algo menos caótico, al menos por la impresión que me ha dado. Creo que a FF le viene mejor el combate por turnos, aunque sea más lento. Me gustó el sistema de FFX, e incluso los anteriores, en los que no había que interactuar tanto en batalla.

El sistema de FFV era muy pero que muy curioso, bastante más agradable de llevar que cuando se retomó en FFX-2, posiblemente debido también al edulcorado aspecto del juego. Lo de FFVIII con los niveles de los oponentes era exagerado. Al final estabas más tiempo luchando con el Arqueosaurio que con los jefes del juego.

De FFXIII sólo he oído/leído malas críticas, que giran en torno a linealidad. No sé si merece la pena si quiera hacerse con él.

Un saludo.

more dijo...

En el FFXIII hechas mucho de menos la libertad para ir a cualquier sitio y que es imposible volver hacia atras a ganar mas experiencia, el juego esta hecho mas como un streets of rage que otra cosa, la comparacion suena horrible, pero siempre tienes que ir desde el punto A al B y sin poder volver hacia detras, como si el juego hubiese desevolucionado.

Los combates estan a media entre el FFXII y los turnos, no estan mal, pero el desarrollo de personajes es bastante pobre, y hasta que no llegas casi al final, no es cuando realmente tienes un mapa para explorar un poco, desarrollar habilidades y otras busquedas, supongo que es asi por la historia... pero bueno yo prefiero explorar un mapa libremente casi desde el principio.

Lo bueno... las cinematicas, algunos, la historia no esta mal aunque se hecha en falta un antagonista carismatico, cosa que viene siendo habitual en los ultimos capitulos, el 9 y el 12 tambien pecaban de eso.


Respecto a lo de empezar de nuevo el FFXII... no te lo recomiendo, ya que el juego mejora segun avances, al pricnipio con pocas magias y pocos gambits se hace aburrido a medida que consigas mas, podras definir tu modo de juego y cada personaje (aunque yo los tenia muy equilibrados). Olvidate un poco de la historia e intenta conseguir cacerias y espers, que es lo mas divertido.

Bindôlin dijo...

Tomo nota de lo que comentas, more. Es posible que con el tiempo siga con el juego y mi opinión cambie (eso espero, ya que Final fantasy no merece que me quede con esta opinión de uno de sus juegos).

Por lo que veo, FFXIII es caso aparte...

Un saludo.

more dijo...

pues si... el FFXIII les salio flojo, pero no quiero que te pierdas una de las mejores cinematicas del juego.

http://www.youtube.com/watch?v=TXpJJzbfIwY&feature=related

Kharma dijo...

Créeme que has hecho bien el dejar el juego. A mi parecer posee casi el mejor sistema (mas fluido pero el del X aunque mas pesado es el que mas me gusta) y también la peor historia y desarrollo de todos.

Según leí fue porque el peso pesado que diseñaba el juego (no soy muy bueno para los nombres pero fue el que diseño el Vagrant) se puso muy malo a la mitad y tuvieron que tirar sin el. Se refleja en el juego en que la historia de repente casi desaparece y se convierte en una excusa para alargar y alargar el juego sin ningún sentido repitiendo lo mismo. Los dos supuestos protagonistas están de palo, escenas copiadas de Star Wars de forma descarada y un final soso a mas no poder.

Un juego que se quedo a medias...

Bindôlin dijo...

Muchas gracias por comentar, Kharma. Tal y como indicas, el problema vino a ser así. Yo creo que en vez de sacar un producto con taras, debería haberse realizado un trabajo más profundo y mejor con FFXII. No creo que deba valer cualquier cosa cuando estamos hablando de Final Fantasy.

Como indicaba antes, posiblemente retomaré el juego aunque más por obligación que otra cosa, y en todo caso después de otros muchos asuntos más importantes.

Tierras de Fantasía dijo...

Llego un poco tarde a comentar pues el debate al menos en lo que comparto lo ha zanjado More, con el que coincido plenamente. Me parece un juego tremendamente castigado, como el XIII, que dicen es malo pero ha vendido 7 millones de copias...tanto no lo será. Con el XII tengo la sensación de que S-E intentó algo nuevo, y si bien no destila la calidad del IX, desde luego es un juego sobresaliente.

El problema está en lo que exigimos, que es mucho, porque Squaresoft nos dio grandes juegos ¿cuando aprenderemos que eso ya pasó?

Bindôlin dijo...

Gracias por comentar, Tierras de Fantasía. Sin quitar la importancia de las ventas, creo que el número de juegos vendidos está mitigado en gran parte por lo grande que es esta saga. Lo que quiero decir es que por muy malo que sea el juego, o antes de que si quiera se haya analizado el mismo, los aficionados lo habrán comprado en masa. Aún así, 7 millones de personas son muchas personas, como bien apuntas.

Precisamente por lo bueno que nos dio Square, yo creo que los aficionados debemos exigir a Square Enix un producto de calidad, sobre todo cuando hablamos de Final Fantasy.

Un saludo.

more dijo...

Sobre el tema de ventas, 7 millons son muchos juegos vendidos, pero tambien es el primer FF que sale para Xbox y PS3, con la expectativa que eso trae.

Creo que hay que exigirle a Square mucha calidad cuando saca un juego con la licencia de Final Fantasy, pero en realidad el problema no es solo de ellos, los juego de rol orientales estan siendo muy flojos en esta generacion, lo sé porque me he descargado casi todos y ninguno me ha gustado.

Resonance of fate, star ocean, last rembrand... son todos muy flojos, en comparación con mass effect, fallout o dragon age. Y eso antes no pasaba.

La excepcion puede ser el Lost Odissey, buena historia, sistema de juego muy FF, buena musica y muy cuidado en general, se nota la mano de Sakaguchi, lo malo esque el desarrollo de personajes y su linealidad no me acabe de convencer, ademas que salio hace mucho y puede verse algo desfasado.