domingo, 23 de octubre de 2011

Roleros de butaca

Hoy, un día tan bueno como otro cualquiera para pretender sentar cátedra sobre la base de un supuesto y amplio conocimiento del rol que no tengo, quería hablaros de un tipo de rolero entre los que lamentablemente me encuentro. Se trata de lo que podíamos llamar "rolero de butaca", como paralelismo con el personaje pregenerado de La Guerra de las Galaxias: el juego de rol, Historiador de butaca.


Pero, ¿A qué podríamos llamar “rolero de butaca”? Pues a aquel aficionado a rol que ha perdido a su grupo por distintas razones, y no juega nada, o al menos no lo hace más que esporádicamente. Pueden ser tan variopintas las razones para llegar a esta situación como la pérdida de la pasión por los juegos de rol de gran parte de los miembros de tu grupo, la imposibilidad de quedar asiduamente con ellos, un cambio de domicilio, un trabajo absorbente, etc...

El rolero de butaca sigue teniendo pasión por el rol. Esto lo demuestra en la búsqueda de material rolero, la conservación y la relectura de material antiguo, interés por noticias de editoriales, llevanza de un blog como el que estáis leyendo... Todas estas manifestaciones, así como otras muchas en las que podáis estar pensando, tienen un denominador común, y es que el rolero de butaca no juega. Esa es la gran pena de este personaje, porque la teoría, la lectura, la información, esta entrada, todo ello es parte del rol y es increíblemente atractivo, pero no es completo sin jugar una buena partida de vez en cuando.


Por ello, amigos míos, levantaos de vuestras "butacas". Jugad a rol, interpretad, buscad nuevos grupos de juego. No permitáis que el “rolero de butaca” que tenéis dentro se apodere de vosotros y de vuestra afición.

16 comentarios:

Teórico del Rol dijo...

Supongo que muchos hemos pasado por etapas de pujanza y de sequía. Lo que es una pena es, por desidia o impotencia, dejarse llevar por éstas últimas, como bien dices.
Un saludo!

Bindôlin dijo...

Gracias por comentar, Teórico del rol. Lo malo es que por una cosa, o por otra, hayq ue poner mucho empeño para salri de esa situación. Sin embargo, todo es voluntad.

Un saludo.

Kokuro dijo...

Compleamente de acuerdo, yo no he perdido a mi grupo, pero entre curros, universidad y vida personal quedamos de higos a brevas... Asique sí, podria decirse que soy un "rolero de butaca". Esa fase en la que dejas de jugar y pasas a coleccionar. Aunque tambien es cierto que tengo más de un grupo rolero, los otros son novatos y me toca hacer del ogro que les iniciará en este circulo de corrupción, bolsillos vacíos y quieros y no puedos XDDD.
Pero como bien dice teórico del rol, eso es una etapa por la que pasamos todos, o se busca un grupo nuevo o se lleva una dinámica de grupo.

Bindôlin dijo...

Gracias por comentar, Kokuro. La Universidad fue uno de los detonantes de la ruptura de mi grupo. He tratado de devolverles el gusanillo, pero no hay manera. Seguiré insistiéndoles.

Un saludo.

Nebilim dijo...

Ojalá todo se arreglase con un "¡a jugar!"

Yo no tengo con quien hacerlo y el cambio de aires (universidad, voy y vengo en bus) no me ha dado oportunidad para ponerme a organizar partidas con nuevas amistades. Quizás alguna vez me de por proponerles una partidilla o algo, pero aún no tengo la confianza suficiente para pedírselo.

Bindôlin dijo...

Gracias por comentar, Nebilim.

Espero que tengas suerte en la búsqueda de grupo. Tal vez alguna asociación, o alguna jornada cercana pueda darte la oportunidad de encontrarlo. Efectivamente, y desgraciadamente, no es fácil.

Un saludo.

El poderoso Crom dijo...

Estoy contigo, yo entre la uni y cuestiones familiares ya apenas juego ¡por eso me he hecho un grupo de jugadores entre mis compañeros de clase!

Bindôlin dijo...

Muchas gracias por comentar, el poderoso, Crom.

Pues sí que tienes suerte. En mi caso, nadie de mis conocidos de la universidad jugaban a rol...

Un saludo.

Wed dijo...

Estoy bastante de acuerdo con lo que comentas en el artículo. Mucha gente se "apalanca" al perder el grupo habitual y en vez de buscar activamente un nuevo grupo prefiere "quejarse" de que no puede jugar.

En la mayor parte de ciudades hay asociaciones de rol donde se puede jugar y, si se pregunta en foros y similares no suele ser muy difícil conseguir encontrar un grupo pequeño de jugadores.

Eso sí, siempre es más fácil "quejarse".

El poderoso Crom dijo...

Bindôlin: No es que jugasen a rol ¡es que les enseñé yo! Jajajaja, lo que sea para seguir jugando.

Bindôlin dijo...

Gracias por comentar, Wed.

Afortunadamente, existen esas herramientas que indicas. En el desaparecido programa de Radio Telperion tenían también una sección llamada Roltactos (leáse con vos sugerente) que ayudaba en este sentido.

Un saludo, y a moverse, jeje.

Bindôlin dijo...

XDXD. Eres un valiente, y un afortunado, poderoso Crom. Crear roleros siempre es digno de admiración.

Un saludo.

Haco dijo...

Yo empecé en esto de los blogs y me cree una página web para poder poner en contacto a roleros de butaca que no encontraban gente, El REfugio del Rol, pero no tiene el éxito esperado aunque no hay q desesperar. yo he pasado por varios grupos por que los otros se deshacían pero llega un momento en que la edad tb es un impedimento para encontrar nuevos grupos y la verdad es que cuesta bastante tras estar unos años apartado del mundillo y la periodicidad no es la misma q antaño ya no juego un par de partidas a la semana, ni tan sólo una y con mucha suerte una cada 15 días!!

Bindôlin dijo...

Gracias por comentar, Haco.

He de reconocer que no me he pasado por el Refugio del rol tanto como me hubiera gustado, pues la falta de tiempo me impide leer blogs y webs de rol salvo a golpe de Google Reader. En todo caso, es un página que explica de forma muy sencilla esto del rol, y con buenos enlaces. Como bien dices, lo importante es no desesperar. Gran iniciativa.

Volviendo al tema de la asiduidad de las partidas, ya me gustaría a mí jugar cada 15 días...

Un saludo.

Haco dijo...

Piensa que hoy contaba que suelo mover unas 15-20 personas, en diferentes grupos, y aún así no consigo jugar cada 15 días...

Bindôlin dijo...

Ya habrá mejor suerte, Haco. Yo no cuento ni con un grupo de seis del que poder tirar en un renuncio...