jueves, 21 de mayo de 2015

Compras compulsivas: En el umbral para El señor de los anillos LCG

Hacía bastante tiempo que no dedicaba una entrada a El señor de los anillos LCG, y creo que ya iba tocando. Hoy os traigo la segunda y última entrada sobre las expansiones dedicadas por dicho juego a El Hobbit: "En el umbral". 

"En el umbral" pone fin a las aventuras y desventuras de Bilbo Bolsón y la compañía de enanos de una manera brillante, dejando claro que lo que hizo Peter Jackson con su primera, segunda e, incluso, tercera película fue demasiado. Con dos entregas, El señor de los anillos LCG traslada con gran fidelidad El Hobbit a nuestras mesas. Pasemos al análisis del contenido de esta nueva expansion.

Al igual que en su antecesora "Sobre la colina y bajo la montaña", nos encontramos 165 cartas. Sin embargo, sigue siendo necesario tener a mano la caja básica del juego, pues la expansión que nos ocupa no trae contadores de recursos ni fichas de avance o heridas. También nos harán falta cartas de la caja básica para configurar un mazo con suficiente número de cartas.

La preciosa caja no da de sí para guardar la expansión
La caja de la expansión es muy similar a la anterior entrega, por lo cual el espacio para guardar las cartas una vez enfundadas brilla por su ausencia. Sin embargo, la caja básica permite todavía guardar sus cartas y estas dos expansiones, siempre que tengamos cierto orden. 

Lo habéis adivinado, "En el umbral" trae una nueva versión de Bilbo con iguales reglas que en la anterior entrega; A saber: es un héroe que pasa cada turno a ser controlado por el jugador inicial, pero que no computa a efectos del límite de tres héroes por jugador. Otra peculiaridad de Bilbo es que tiene un icono de recursos especial, como en "Sobre la colina y bajo la montaña", que nos ayudará con algunos impedimentos de la aventura. Para completar los héroes, que son un total de cinco, no podía faltar el bueno (muy bueno, realmente) de Bardo. Tengo una opinión algo desfavorable con la elección de los héroes dentro de los enanos de la compañía, pero esta es una cuestión menor que no afecta a la calidad general del producto. 

Detalle de los héroes de la expansión
"En el umbral" trae tres nuevos escenarios, con una dificultad creciente, y que proponen retos duros. Desarrollan con fidelidad eventos tan importantes como la caída de Smaug o la batalla de los cinco ejércitos. Una vez en faena, he de decir que se hace realmente duro jugar contra los tres mazos de encuentros que forman toda esta nueva aventura, pero eso se puede deber en gran parte a la suerte y, también hay que decirlo, al hecho de que suelo jugar sólo contra el mazo de encuentros. Sin duda, con un mayor número de jugadores la cosa irá más fluida. No puedo dejar de destacar las cartas de Smaug, que nos dan una idea de la inmensidad del famoso gusano. Además, los nombres de las copias de Smaug están muy en línea con los halagos que le hacía Bilbo en el libro, lo cual se agradece.

Smaugs. Tratar con cuidado.
En cuanto al resto de aspectos de esta expansión, muchas cuestiones que destacar. Contamos con lugares con gran carga simbólica como la Montaña solitaria. Por supuesto, no faltan La piedra del Arca, u otros objetos relevantes del mundo de Tolkien. También hay infinidad de orcos, muchos orcos, pero muchos de verdad, para trasladar fielmente la batalla de los cinco ejércitos. Supongo que en parte sabedores de la dificultad, el mazo de encuentros esconde alguna sorpresa agradable para los jugadores, como la aparición de un águila que funciona como aliado a efectos del juego. Sin duda, se ha trasladado con todos estos detalles el espíritu de El Hobbit.

Voy finalizando con alguna cuestión más, porque me están entrando ganas de ponerme a jugar otra vez. El libro de reglas que trae la expansión incluye un listado de mazos para que sigamos. Ciertamente, resulta cómodo seguir ese patrón, pero a mí me encanta probar combinaciones propias, por lo que, aunque lo agradezco, prefiero innovar y estudiar cartas para crear mazos de mi cosecha.

El listado de mazo, por si lo necesitáis 
Hay algunas cuestiones nuevas en los escenarios de esta expansión. Por ejemplo, las acciones de saqueo de Bilbo, que simulan el intento del hobbit de colarse en la morada de Smaug. También destacan las misiones de Batalla y Asedio, en las que se emplean, respectivamente, los valores de ataque y defensa de los personajes en vez de los de misión de los personajes asignados. Son pequeños cambios en las reglas generales del juego que se asimilan con facilidad.

En definitiva, esta expansión es un fiel traslado de la gran obra de Tolkien a este juegazo. Espero que hayais disfrutado de la entrada, tanto como yo con el juego en sí. 

2 comentarios:

La mazmorra del dado dijo...

En mi opinión los Lcg son la mejor opción en cuestión de juegos de cartas. No hace falta gastarse una millonada como en los de cartas coleccionables

Bindôlin Filadut dijo...

Gracias por comentar. Yo sufrí en mis carnes la sangría de dinero de las cartas coleccionabes, y he de decir que la seguridad de saber qué estás comprando cuando compras una expansión es un punto a favor de este tipo de juegos.