jueves, 17 de noviembre de 2016

Adiós, Star Wars Heroes of the galaxy

Esta semana he tomado una dura decisión que llevaba un tiempo barruntando. Sí, he desinstalado Star Wars Heroes of the galaxy. Ya os hablé de este juego en un par de ocasiones, incluyendo una llamada a filas al clan de Star Wars redux, pero ha llegado el momento de decirle adiós.


Como os decía, la decisión ha sido dura. He estado jugando más de un año a este juego, conectándome a diario y desarrollando personajes y equipos hasta el límite de lo gratuito. Incluso, creé una segunda cuenta de apoyo al clan para avanzar más rápido. Eso es una muestra de mi dedicación al juego. Durante mucho tiempo me ha hecho pasar buenos tratos y me ha hecho entretenerme como el que más. Sin embargo, hasta aquí he llegado.

Como os conté en su día, el juego tenía y tiene actualizaciones frecuentes. Incorporar nuevos personajes está bien, pero creo ciertamente que deberían haber puesto el énfasis en personajes de la saga clásica. Un gran error, creo yo, es que personajes icónicos cono Han Solo en su "formato" contrabandista sean innaccesibles porque sólo puedes lograrlo en un evento determinado. Otros personajes, como Luke Skywalker caballero jedi, no han aparecido todavía. Esta ha sido una de las razones de mi abandono. En cambio, sí se han incorporado un exceso de personajes de las nuevas películas e, incluso, de Rogue One. No sé, creo que el público al que se dirige el juego está cada vez más alejado de mi perfil.

Pero hay más. La última actualización supuso el aumento de nivel máximo de 80 a, creo, 85. Los nuevos niveles de dificultad son inabarcables salvo que le eches más y más tiempo en el desarrollo de personajes. Bastante tiempo llevo ya con esto como para volverme loco otra vez con mucho más esfuerzo. Ciertamente, cada vez es más patente que el juego es de desarrollo muy lento, salvo que te gastes dinero real. En ese contexto, que con su pan se lo coman. He llegado hasta nivel 82 con una cuenta, y a 79 con la otra. Pero para llegar hasta ahí, tela.


Otro fallo es la enorme, y a veces poco comprensible, diferencia de poder entre unos personajes y otros. Hay personajes recién llegados a la saga, o cuyo papel es testimonial, que son auténticas bestias. Por ejemplo, Ray puede matar a un personaje de nivel 80 con un golpe. Por otro lado, un grupo de ewoks es capaz de matar al más duro de mis escuadrones. Como supondréis, con el nivel y horas de juego empleadas, esto me enerva. Muchas de las formas de juego se reducen a quién empieza primero. Si eres tú, arrasas. Si es el contrincante, despídete.

En definitiva, amigos de la caverna, ahí queda mi legado en el juego con compras integradas que más tiempo de vida me ha robado. Supongo que a partir de ahora viviré más y mejor.