jueves, 24 de noviembre de 2016

Assassins Creed: The Ezio Collection

Lo he vuelto a hacer, amigos de la caverna. Ubisoft, con sus frías garras, me ha atrapado con un remake para PS4 de la parte más carismática de la una de las sagas más queridas de esta casa. Hoy os doy mis primeras impresiones de Assassins Creed: The Ezio Collection (ACTEC), basándome en la experiencia de juego de Assassins Creed II. Más adelante, os diré lo que me ha parecido rejugar Brotherhood y Revelations.


Empecemos por centrar el tiro. ACTEC salió a la venta el pasado 17 de noviembre.  Se podían adquirir preventas y reservas con antelación, pero yo no caí en ellas. Ciertamente, me habría ahorrado dinero, pero no tenía en mi cabeza caer en este nuevo sacacuartos. Así pues, llegó el día 18 y dije, ¿qué demonios? Y aquí estamos nuevamente hablando de Assassins Creed.

ACTEC en realidad no es nuevo. Si bien incluye material novedoso no visto en PS3 ni PS4 pero sí en Internet, como el corto Lineage, el resto es bien conocido por vosotros y por mí. En efecto, esta colección incluye la saga de Ezio Auditore, desde Assassin´s Creed II a Revelations. Ya dí mi opinión sobre ellos, que sigo manteniendo con el paso del tiempo (algo que no es nada fácil dada mi volatilidad en mis gustos y mis impulsos).

Os preguntaréis qué merece la pena de ACTEC. Lo primero que uno nota es cierta mejora en los gráficos. Digo cierta porque, francamente, se lo podían haber trabajado algo más. La principal mejora son cuestiones paisajísticas y de detalle. También se aprecia alguna textura mejor, pero no es nada del otro mundo. Por otro lado, ya circulan vídeos criticando ciertos aspectos como caras de personajes, aunque no es el peor caso de gráficos de caras en la saga. Supongo que ahí estará AC Unity. 


La historia tampoco la han tocado. Sí que han añadido extras como la cripta de los Auditore, pero eso eran cuestiones ya vistas. En cambio, los multijugador (y sus trofeos) ya no están. No lloraré por ellos, francamente. La historia sigue igual, y eso es respetable, como no podía ser de otro modo. Creo que Assassins Creed II nos permite ver toda la evolución de Ezio hasta convertirse en Asesino, y es a día de hoy de lo mejor de la saga en ese aspecto. 

Echo en falta algunas cuestiones que, sin echar por tierra el sabor añejo del juego, lo habrían actualizado en su justa medida. Por ejemplo, no habría estado de más poder comprar algún objeto que ubicara las dichosas plumas de Petruccio. Tener que estar apuntando qué plumas has logrado es una locura. Cuanto menos, podrían haber puesto un contador de items por cada zona de las distintas ciudades. Así al menos no sería preciso tener que estar anotando con tanto cuidado cada pluma. Este es un fallo que ya se producía en Assassins Creed con los estandartes, y que tardó en corregirse en la saga.

En cuanto a Lineage y Ember, poco que decir. Está bien tenerlos en ACTEC para tener toda la historia de Ezio de una. Siempre me gustó Lineage. Me parece que está muy logrado el ambiente que tiene el juego, y eso es admirable. Espero que la película de Assassins Creed tenga esa misma factura.


Y termino ya con lo que, como veis, son unas pocas líneas. ACTEC nos permite dar descanso a nuestra magullada PS3 y disfrutar de una experiencia añeja en PS4. Las novedades podrían haber sido mayores, pero el esfuerzo que se pone en los remakes no es demasiado grande en la industria del videojuego. Sin embargo, aquí estoy, gastando dinero en ello y contándolo. Por algo será...