viernes, 23 de septiembre de 2011

Módulos de Star Wars: Contrabando en el Borde Exterior

Lo prometido es deuda, y aquí os dejo una nueva aventura para La Guerra de las Galaxias: el juego de rol. Se trata de "Contrabando en el Borde Exterior", la primera de las tres integrantes de la campaña "Oscuridad Perpetua", que pretende ir un poco más allá de lo que he venido publicando en la caverna y emular en parte la Capaña "El Guardián Oscuro" de West End Games.

De momento, en esta entrega los PJs viajan a Ralltiir desde un crucero estelar Mon Calamari. Una vez allí, deberán buscar transporte para viajar ahasta Eriadu, donde deben pagar a un contrabandista que trabaja para la Alianza Rebelde. Lo que inicialmente parece un juego de niños, se va complicando más, poniendo a los PJs en más de un apuro. Llegar a su destino, y completar la misión, queda en vuestras manos.


Como siempre, os dejo la aventura en formato PDF. En esta ocasión el material de la sección extraíble es algo mayor que en las aventuras autoconclusivas de la caverna. Por supuesto, sentíos libres de modificar la aventura para adaptarla a vuestro concreto grupo de PJs. Si jugáis, rogaría que enviaséis vuestros comentarios para mejorar la aventura. La próxima entrega de la aventura comenzará a ser creada en unas semanas, así que tenéis tiempo para ir jugando a ésta.

6 comentarios:

Unlimited792 dijo...

Estas mejorando mucho la presentacion de las aventuras. Tienes toda mi admiración.

Bindôlin dijo...

Me alegro de que te guste la estética de la aventura, Unlimited792. Intento mejorar lo que puedo.

Saludos y gracias por comentar.

netpadawan dijo...

Genial ... el inicio de una campaña. Gracias.

Bindôlin dijo...

Espero que te guste la campaña, netpadawan. Gracias por comentar.

Sendel dijo...

No deberías sacar aventuras hasta el final del concurso tio quitas ideas a los demás!!

XDDDDD

Buenas partida, como siempre, ;-)

Bindôlin dijo...

En mi defensa alegaré que esta aventura no es autoconclusiva y, por lo tanto, no podría participar en el concurso con ella, jeje.

Un abrazo, maese Sendel.