lunes, 22 de noviembre de 2010

Las gentes de Arnor

No quería dejar escapar el mes de noviembre sin dedicar un post a una de las adquisiciones de material de apoyo que he hecho en las últimas semanas. En esta ocasión lo que ha ido a parar a mis manos ha sido el suplemento Las Gentes de Arnor de mi muy querido esdla. He de decir que lo que me impulsó a la compra de este artículo no fue ni el precio (bastante carejo sobre todo una vez lo he podido analizar) ni la foto de portada, que os acompañó en el post y tiene el típico aspecto de Rolemaster con el que los amigos de ICE impregnaron esdla. Lo que me llevó a hacerme con este suplemento fue el mero hecho de que estuviera disponible. Encontrar material de juego de rol antiguos es bastante complicado, sobre todo siendo en formato papel. Es por ello que de inmediato me lancé a por él.

Una vez lo recibí en mi casa (en menos de 48 horas, lo cual se agradece sobremanera) me dispuse a ojearlo con toda la capacidad crítica que mi gusto por esdla y el trabajo desarrollado en este blog podía suponer. El suplemento es de tapa blanda. Este hecho, en mi caso, ni quita ni aporta valor, ya que rara vez cargo con este tipo de libros más allá de las visitas programadas para la partida. Por todo ello, el que estuviese en un formato menos pesado no me añadía ningún valor especial.

En cuanto al contenido y extensión, he de decir que no me esperaba un libro demasiado vasto, pero sí esperaba algo más de sustancia. Se dedican muchas páginas a la ampliación de culturas (No podía ser de otro modo considerando de qué va el suplemento) que ya eran conocidas, tales como los lossoth, los hombres de los bosques o los dúnedain. Sin embargo, la ampliación de detalles se me antojó algo escasa. Incluso, parte de las ilustraciones son una mera repetición de los dibujos del manual básico que firmaba Danforth. No es que me parezcan malas ilustraciones, pero habría sido más agradable contar con ilustraciones inéditas al 100%. En todo caso, la extensión de 200 páginas se me hizo más que suficiente.

Un aspecto excesivamente empleado es la utilización de plantillas de personajes. La verdad es que se podían haber ahorrado alguno que otro, sobre teniendo en cuenta la considerable cantidad de personajes que ya teníamos en el libro básico. Creo que la calidad del suplemento se ve reducida por tanto parloteo sobre personajes. Con un par de ellos te haces a la idea rápidamente, pero supongo que siempre es complicado completar un libro tan extenso.

Y en cuanto a lo demás, lo habitual. Un inicio centrado en la geografía de Arnor, con mapas del corte de costumbre y una interminable sucesión de páginas de historia pelín espesa. Y, cómo no, la interminable cadena de tablas para todo. Esto es esdla. Sin tablas, no somos nadie.

En resumen, no quedé satisfecho al 100% de la compra, aunque merece la pena hacerse con material original siempre. Echo en falta algo más de chicha, alguna historia bien centrada y relativamente extensa, y alguna página en color...pero ¿qué demonios? ¡Mereció la pena!

2 comentarios:

Sendel dijo...

La verdad es que en el fondo los modulos que sacó la factoria para la segunda edicion del juego son la mayoría recopilaciones de los viejos modulos añadiendo muy poca información nuevo...

Bindôlin dijo...

Sí...No es que fuesen muy originales, pero menos es nada. Gracias por comentar.