miércoles, 3 de agosto de 2011

¿Qué es rol?

La pregunta que pone título a esta entrada es algo que surgió la primera vez que me enfrenté a MERP. Yo no tenía más que una vaga referencia de lo que se suponía que es este género que nos ocupa, y bien puedo decir que a día de hoy, "¿Qué es rol?" no tiene una respuesta unívoca. Tomando como referencia el ya mencionado juego basado en el mundo de Tolkien, la respuesta que recibimos es la siguiente: 
La manera más sencilla de entender un juego de rol es pensar que se trata de una obra de ficción similar a una novela (o a una obra de teatro, o a una película). En una novela, el autor determina la ambientación, así como las acciones de todos los personajes, y con ello el argumento... 
 Esta descripción continúa a lo largo de varias columnas, con algún que otro apartado que bien podéis suponer, como ambientación, Director de Juego, etc. Si en un juego de una editorial profesional como ICE la definición de rol no es corta y sencilla, bien podríamos suponer que han querido definir rol de un modo tan largo como las incontables tablas que se usan en MERP, pero esa suposición, tono jocoso aparte, no es veraz. Como podéis suponer, el siguiente acercamiento al término rol de una editorial lo he tomado del excelente La Guerra de las Galaxias: el juego de rol, de West End Games:

En La Guerra de las Galaxias: el juego de rol cada jugador controla un personaje, una persona concreta en el universo de La Guerra de las Galaxias...
Como podréis apreciar con una lectura profunda del libro básico, el incunable de West End Games pasa un poco de puntillas sobre el asunto, tal vez confiando en la experiencia de los jugadores al respecto, o bien sabiendo que dar una definición cerrada del término es imposible.


Os podríais plantear que tal vez las editoriales no son las más indicadas para ofrecernos una definición del término rol, ya que quién compra sus productos debe saber qué es el rol, o al menos tener una idea propia de ello. Si acudimos a wikipedia, suponiendo que alguna vez tuviese credibilidad, nos topamos con esta definición:

Un juego de rol (traducción usual en castellano del inglés role-playing game, literalmente ‘juego de interpretación de papeles’) es un juego en el que, tal como indica su nombre, dos o más jugadores desempeñan un determinado rol, papel o personalidad.
Parece que nos acercamos algo, pero personalmente creo que el rol no es sólo interpretar, sino que tiene algún que otro componente más. Con lo que acabo de plasmar, os podéis suponer que en mi caso doy bastante importancia al azar, además de la interpretación. Se puede plasmar de muchos modos en un juego de rol, pero el principal elemento para reflejarlo de modo ecuánime es el sistema. Sin lugar a dudas, entiendo que una buena definición de rol debe incluir alguna mención al sistema de juego. Sin sistema, no veo posible juego, y sin posible juego, no quiero ni pensarlo... Por supuesto, muchos de vosotros pensaréis de modo distinto. Buen ejemplo de un juego de rol sin sistema, o al menos con la posibilidad de modularlo, es Paranoia. Desde luego, con ese ejemplo, tal vez el sistema tampoco sea  necesario, salvo que la ausencia de sistema sea considerada un sistema en sí mismo (Efectivamente, eso es una Paranoia aguda). Sin embargo, y a pesar de todas estas vueltas, quiero ir más allá...

La tecnología no es lo que era en comparación con los 70 ni los 80. Por ello, hay que pensar también en video consolas, ordenadores, y cómo han influido en el rol. Cuando uno piensa en los videojuegos que se autodenominan "de rol", o peor aún, los que son llamados de rol por algún iluminado, uno busca una serie de patrones comunes que le orienten. Así, llegamos a  los juegos de rol masivos en línea (MMORPG). El que más o el que menos, estabece un sistema de desarrollo por el que el usuario puede determinar cómo va evolucionando el personaje elegido. En muchas ocasiones, ese elemento es suficiente para atribuirse el adjetivo que tratamos. Si diéramos por bueno esto, el abanico de juegos de rol estaría muy abierto. Yo creo que hay que añadir algo más, ya que en muchas ocasiones estos juegos masivos tienen poca parte interpretativa, poco de decisión más allá del desarrollo ya comentado. Por lo tanto, habría que vigilar atribuir el nombre de rol de modo tan gratuito.

A pesar de lo dicho hasta el momento, tal vez el desarrollo del personaje no sea condición esencial para hablar de rol. Puede que tengamos un juego en que la personalidad del personaje sea tan arrolladora, o nos sintamos tan identificados con él, que merezca ser llamado de rol a pesar de no tener elementos tan propios de rol como los comentados. Personalmente, he vivido alguna que otra ocasión en que he experimentado esto. Estoy pensando en Final Fantasy VII donde, si bien las decisiones que tomamos con Cloud son bien pocas a lo largo del juego, sí es cierto que me sentí muy cercano a su historia, atrapado por querer saber qué le depararía su destino.

Cambiando a otro aspecto importante en los juegos de rol, creo que también hay que destacar la libertad a la hora de tomar decisiones del personaje. Llevado al extremo, adoptar este criterio prácticamente desterraría de la categoría de rol a los videojuegos, ya que la mente del diseñador del juego será, salvo parche mediante, el límite a la voluntad de los jugadores. Es por ello, que este elemento creo que se tiene que tomar como un plus, un elemento diferenciador que aporta valor añadido a los juegos de rol típicos con respecto a los videojuegos de rol. Precisamente ese elemento de libertad creo que queda bien plasmado en los juegos de rol en vivo, donde la interpretación destaca todavía más y podemos proceder casi cómo se nos cruce por al cabeza. 

Volviendo al principio, tal vez en realidad el principal aspecto de un juego de rol sea la interpretación, pero habiendo tantos otros elementos que pueden configurar este apasionante mundo, ¿Por qué cerrarse a una sola definición?

7 comentarios:

Scribble dijo...

Creo que todos los blogs deberían tener una entrada de este tipo, para que la gente supiera de qué va todo el rollo...

Bindôlin dijo...

Gracias por comentar, Scribble. Estoy seguro de que cada blog daría una definición diferente del término, jeje.

Un abrazo.

Theck dijo...

Has hecho bien en comentar que el sistema es importante, sea aleatorio o no, ya que delante de "rol" viene "juego de", y todo juego tiene una mecánica de resolución sin la que no tendrían sentido.

Y es que el rol como tal se usa más allá del juego. Por ejemplo en enseñanza de idiomas es común hacer "role-plays", que no son juegos, si no ejercicios en que a cada participante se le da un papel en una situación y tienen que interpretar que harían.
Si, se parece a un JdR, obviamente, porque ambos tienen roles de por medio, pero el objetivo de este segundo no es divertirse (juego), si no aprender una parte de un idioma mediante poner a los aprendices en un contexto (p.e., si están aprendiendo vocabulario sobre viajes, posiblemente la discusión sea una pareja en un aeropuerto extranjero).


Si nos queremos ir a tierras más pantanosas tenemos el problema entre los "history games" y los juegos de rol, ya que en ellos también hay roles (personajes o actores), y también son juegos, y muchas veces la línea es tan fina, que puedes llenar foros sobre si tal o cual juego es rol o no.

Yo personalmente pongo la línea mediante la "intención" u objetivo final del juego. Para mi un juego de rol trata sobre ponerse en la piel de tu personaje en una situación concreta, de modo que el producto de todo esto es una historia, pero el crear una historia interesante no es el objetivo, si no el vivir tu personaje.
En cambio en los juegos de contar historias el objetivo es la historia en si, que sea interesante, y no tanto los personajes, que son meras herramientas para explicar esa historia, por más que cada jugador solo lleve a un personaje, creo que se aborda la toma de decisiones de una forma un tanto distinta.

En un JdR la integridad de tu personaje debería estar por encima de que quede bien o no en la historia general, mientras que en un juego de explicar historias estarás más pendiente de que la trama sea interesante. Y si a tu personaje le gusta coleccionar piedras de colores y estáis en una cantera, en un JdR deberías ir a buscar piedras de colores, porque es lo que le gusta a tu personaje, aunque haya un asesinato que investigar y estáis en el mejor momento de la novela, mientras que en un juego de explicar historias, como en ese momento "no queda bien", posiblemente lo ignorarías porque no aporta a la historia.


Toma tochaco por la matina xD

Bindôlin dijo...

No te preocupes por la extensión del comentario, Theck, ya que el tema da para largo y tendido.

A mí el sistema me parece esencial, ya que cuando falla, puede acabar con el juego, y cuando lo borda, puede ser sensacional.

Me parece muy interesante el punto de vista que aportas sobre el objetivo del juego. Gracias por comentar.

Haco dijo...

Pensad ahora que no habeis oido nunca hablar de rol y os encontrais con vuestras definiciones...
Pues si es verdad, asustan!! Sobre todo por esa parte de interpretación que no queda bien definida, a mucha gente cuando se le explica q es el rol dicen: pero tengo q vestirme o hablar en élfico o tengo q pegarle con una espada, he de hacer teatro, es q eso a mi me da vergüenza, etc.
Creo que hay que definir bien eso de la interpretación, q a muchos nos parece esencial pero siempre dentro de unos límites, por lo menos para mi, además al principio eso de interpretar cuesta, reconocedlo...

Bindôlin dijo...

Efectivamente, la interpretación echa para atrás,sobre todo a los más novatos, Haco. Yo creo que no hace falta llegar a disfraces, accesorios, etc... aunque muy posiblemente esto sea porque en mi grupo la interpretación no era primordial, y a que no hacíamos rol en vivo.

Aun así, una vez superado el reparo inicial, los jugadores pueden interpretar y dar rienda suelta a su personaje. Yo creo que hay que desinhibirse, interpretar, reírse de uno mismo y pasarlo bien, que para eso jugamos a rol.

Gracias por comentar. Un abrazo.

Haco dijo...

A eso mismo me refería yo, la interpretación debe ser entendida como el elfo y el enano q no pueden ser muy amigos en un principio hasta q uno salve al otro o demuestre su valía, es decir, deben ser coherentes con su personalidad, cultura y experiencia en la vida, pero debe existir una plabar mejor q interpretar para definir eso y que los q no saben de rol puedan entender mejor que es.
Y no olvidar q ser un ladrón (ahora llamado pícaro u honrado comerciante) no significa q estar robando todo el rato, no ha de ser cleptómano ni robar a sus compañeros!!