miércoles, 4 de mayo de 2011

El sistema d6

Hoy me propongo relataros algunas cuestiones sobre el sistema d6. No esperéis una entrada enciclopédica sobre cuándo se empleó por primera vez, desde cuándo se puede usar libremente, ni cosas por el estilo. Esas apreciaciones son más dignas de grandes entendidos en juegos de rol, y aquí un servidor sólo quiere matar el tiempo, exponer sus ideas sobre este sistema y, si se tercia, que alguno de los lectores tenga a bien plasmar su opinión.

Es por ello, que me dispongo a indicar una serie de ideas que creo que hacen al d6 un sistema atractivo y que debe ser protegido y alabado en su justa medida.

La primera de las cuestiones que me viene a la cabeza y que resulta positiva con este sistema es tan simple como demoledora. ¿Quién no tiene en su casa dados de 6 caras? Es algo obvio, pero necesario para jugar. De un tiempo a esta parte vengo estudiando la posibilidad de hacerme con dados de rol. Es chocante las cantidades que se pueden llegar a cobrar por dados de 10 ó 20 caras. Sin embargo, con el sistema d6 no hay problema. Buscando en casa en aquellos juegos dejados de la mano de Dios, como pueden ser los Juegos Reunidos, la Oca, el Parchís o incluso el Risk, nos podemos hacer con dados cuya utilidad quedó en entredicho. Es por ello, que la pereza a la hora de jugar a un juego de rol con el sistema d6 se reduce sensiblemente.

La sencillez del sistema es también un punto a su favor. Con d6 no hace falta complicarse la vida. En general, un sistema de rol debe ser lo más sencillo posible, con una fluidez suficiente como para evitar ralentizar la aventura y matar la partida. Fijamos una dificultad, lanzamos los dados correspondientes y punto. No hace falta eternizarse a la hora de cálculos interminables, o usar tablas a las que acabar anclados. Con un esquema claro en nuestra cabeza la partida será rápida y ágil.

Es un sistema muy difundido, conocido por muchos jugadores, y que no requiere explicaciones demasiado largas. Me parece una gran ventaja a la hora de incorporar nuevos jugadores. Una de las principales trabas a la hora de aventurarse con un juego de rol es el sistema. Uno puede estudiar un juego, prendarse de la temática, pero darse por vencido con el sistema. Sin embargo, el sistema d6 es sencillo. Si tras la lícita pregunta de “¿Cómo se juega a esto?” hay una respuesta del tipo “Sistema d6”, lo más normal es que tengamos una reacción del tipo “Pues, a jugar”. Casi os diría que no hace falta ni manual, ya que con tener tres o cuatro reglas específicas en la cabeza, tendremos más que de sobra. Lo mismito que otros sistemas imposibles…

Se adapta a lo que quieras. No está pensado para una ambientación concreta. Hoy en día se usa en juegos de todo tipo. Por lo tanto, nos dará igual que nuestro juego vaya de zombies, fantasía épica, terror, Space Opera. Seguirá siendo d6, y será sencillo, muy fácil de utilizar y adaptar a la ambientación escogida por nosotros.

Por supuesto, tal vez muchos de vosotros entendáis que alguna de estas ventajas son desventajas. Ya sea porque os gusten sistemas más complejos, con más espíritu, o que estén más abiertos a interpretaciones y manipulaciones del DJ, puede que optéis por otros sistemas distintos. Sin embargo, a mí, más allá del uso de kilo y medio de dados con personajes avanzados, me parece que el sistema d6 poco tiene que mejorar.

7 comentarios:

Victor dijo...

Total y absolutamente de acuerdo con lo que dices. Conoces Mini Six, la última versión? Aquí: http://www.antipaladingames.com/Mini_Six.pdf

Si no lo has probado te lo recomiendo!

Bindôlin dijo...

Gracias por la visita y el comentario, Víctor. Tomo nota del sistema. Había leído/oído sobre él (Si la mente no me juega una mala pasada, en la propia choza del jdr) pero no me había metido a estudiarlo en profundidad. Ahora no tengo excusa.

Un abrazo.

PD: descargado el podcast de Stars Without Numbers. Ahora toca escucharlo, como de costumbre. Por cierto, la música de fondo me encanta.

Haco dijo...

Totalmente de acurdo contigo, hace muchos años que no juego, pero realmente creo que es uno de los mejores y más sencillos sistemas y claro está ese es su mismo problema que tirar 157D6 y sumarlos, cuesta lo suyo!!

Bindôlin dijo...

Gracias por comentar, Haco. Evidentemente, tener un personaje con un código de 157D es un problemón, sobre todo para los soldados de asalto, jeje.

Un saludo.

Mackay dijo...

Buenas Bindólin, lo primero decirte que me encanta tu blog, tocas dos temas que me encantan, Star wars d6 y Señor de los anillos de Joc internacional XDDDDD

Segundo quiero decirte que es cierto el sistema D6 es uno de los sistemas mas simples que hay, facil, rapido y para toda la familia, hace unas semanas empece con un grupo de jugadores noveles y no tarde mas de 5 minutos en explicarle el sistema, de hecho tardaron mas en entender como hacer el personaje que a usar el sistema XDDD

Sigue asi que te lo estas currando

Mackay dijo...

pd: y con el proplema de sumar muchos dados, hay que hacer grupitos de 10 ya veras que rapido lo cuentas XDDDDD

Bindôlin dijo...

Gracias por comentar, Mackay. Me alegro de que te resulte interesante el blog, al igual que el sistema d6. Tomo nota de la solución que das.