miércoles, 25 de mayo de 2011

Mi adolescencia con Genodat

En el amanecer de mis días, mucho antes de que abandonase con pesar la Tierra Media, solía recorrer el Bosque Negro con mi hermano Genodat. Tan sólo un par de años más joven que yo, apenas un suspiro en la vida inmortal de mi pueblo, todo el mundo decía que era la viva imagen de mi padre. Más alto que yo mismo, y con largo cabello rubio trenzado, siempre fue extrañamente musculoso para ser un elfo. “Tiene algo de humano” decían las malas lenguas, pero nada era más contrario a la realidad. Durante su niñez, que en realidad era también la mía, había desarrollado trabajos en la herrería de mis antepasados. Allí, al calor de la fragua y con las ascuas rodeándole por doquier, mi hermano adquirió la constitución de un hombre.

Contaba yo con dieciséis años cuando participé en una incursión en el Bosque Negro con mi hermano. En extrañas y contadas ocasiones había abandonado Las cavernas del rey Thranduil, y menos aún en una misión como aquella. Debíamos acabar con un nido de arañas que habían osado aproximarse a los dominios de mi Rey. Avanzamos con el sigilo y la cautela propios de mi pueblo, y llegamos hasta la posición de los arácnidos. Mi corazón latía intensamente y me dispuse a estrenar mi arco, pero mi hermano detuvo mi movimiento y me dijo “Tan sólo observa. Ya llegará la hora de que luches, y entonces no actuarás tan a la ligera”. Contuve mis ganas y vi a mi hermano y sus hombres acabar con las arañas. Algo en mi interior hizo que no me sintiera bien. Desde entonces, la muerte jamás me agrado.

4 comentarios:

Sendel dijo...

Este relato merece ser más largo! que le pasó al hermano? hubo bajas en el asalto al nido de arañas?

u_u

Bindôlin dijo...

Jeje. Todo a su tiempo. Ya iré desgranando la suerte de Genodat y sus aventuras con Bindôlin.

En esta ocasión Genodat acabó intacto y puso fin al nido de arañas. Ya habrá momento para relatos más largos.

Gracias por comentar.

Figu dijo...

Y sobretodo, ¿es algún ser poderoso quien dirigió a las arañas tan cerca del hogar de Thranduil?¿Podemos estar ante un movimiento del enemigo?, perdón, perdón, pero es que el subconsciente rolero me lleva siempre a ver tramas por todos lados, jeejejejeee.
Muy bueno Bindôlin.

Bindôlin dijo...

Todo a su tiempo, Figu, jeje. Me alegro de que te guste. Un saludo.